En Misiones todavía no conocemos cómo se forman los cursos de agua

Apuesta Exitosa

De este modo lo revela el ingeniero en elementos hídricos, Enrique Gandolla, en una entrevista donde se actualiza la situación de la Red de Agua para el Avance Rural y se ahonda la mirada sobre el bien natural.

El saber es primordial para favorecer confort y avance, y considerablemente más si se habla del agua, un bien primordial en la vida de todos (consumo humano y también industrial). Mas además, en ese ámbito, el apunte que ofrece el profesional se torna central si se tiene presente que en Metas se impulsan proyectos como la construcción de represas sobre los riachuelos Piray Guazú y Piray Mini, y que se comenzó a investigar en la Cámara de Diputado un emprendimiento que favorece al agua para el mercado financiero, que autoriza al Poder Ejecutivo a constituir inversiones en commodities.

Periodista (P) – La Red de Agua para Avance Rural cumplió cinco años de trabajo.

Enrique Gandolla (EG) – La Red comenzó a configurarse en el 2011; a lo largo de todo ese año tuvimos una sucesión de asambleas motorizadas desde la Capacitad de Ciencias Precisas, con el INTA, con el Centro Nacional del Agua, el Ministerio de Ecología… oséa comenzamos en esas diálogos con pretenciones de ver que es lo que se podía llevar a cabo para dar a una mejor administración del agua en el ámbito rural de Metas, y en el mes de diciembre (de ese año) acabamos creando la Red.

Nos encontramos cumpliendo cinco años y medios de trabajo. Es sustancial haber logrado sostener tanto tiempo una Red que, desde luego, como son esta clase de organizaciones, trabajan a pulmón; hemos logrado sostener una cohesión y líneas de trabajo. Hoy en día, la coordinación de la Red está al cargo del ingeniero agrónomo Ramiro Sosa, del INTA.

P- ¿Cómo se puede considerar el trabajo de la Red en el lote?

EG – Nuestro esfuerzo siempre estuvo destinado a consolidar, a atraer, a crear conciencia en diferentes escenarios de las organizaciones que eligieron formar parte de la Red, y pienso que eso lo hemos logrado pausadamente.

Exactamente en el lote, tenemos la posibilidad de decir que en estos años, entre otras cosas, con el Centro Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA), con la Secretaría de Agricultura Familiar, con la Fundación Vida Silvestre (FVSA), con las cooperativas de agua bebible, se están comenzando a tomar elecciones que tienen relación con ver al agua como un recurso más que deben emprender, como el recurso del que hacen empleo para realizar sus funcionalidades básicas, como son las Cooperativas a través d y también los Comités de Cuencas…

Hubo un creciente interés de emprender el tema del agua como una observación más integral.

P – ¿Hablamos de los Comités de Cuenca que se formaron desde la vida de la Red?

EG – Si… el comité del Tapebicuá en Wanda; el San Francisco en Andresito; el Piray Miní en Eldorado; el Itacuruzú y el Caraguatay en Monte Carlo; el Tabay en Jardín América; hay otro en Aristóbulo del Valle; el Comité del Ramón en Oberá… son figuras que comienzan a tomar forma.

Aún no hay un marco legal que oriente un lineamiento de futuro para acciones, mas esos Comités son demasiado destacables porque es nuestra sociedad local la que comienza a organizarse para emprender esos temas.

Los Comités son ideas muy locales, enlazadas desde ideas de personas que trabajan en las cooperativas de agua potables, varios de tuvieron un nacimiento en los años duros de sequías, en los primeros años de este siglo…

La administración de las cuencas hay que concebirlo con una administración ambiental, un manejo integral de los elementos. Todavía nos encontramos en el ABC, muy comenzando, no conocemos la activa de los elementos hídricos. En el momento en que digo no conocemos la activa, no conocemos bien los procesos por medio de el que el agua de lluvia se convierte en caudal en los tutoriales de ríos, en las vertientes; no existen estudios, los primeros estudios los hacemos con INTA, Asesora de Agricultura Familiar, con Fundación Vida Silvestre…

P – ¿Afirma que en Metas no hay bastante conocimiento sobre cómo el agua de lluvia se convierte en vertientes, en riachuelos, en ríos?

EG – Como és. Es decir, entendemos cuánto llovizna, poseemos una medición muy aproximada con los pluviómetros que maneja el INTA y el Servicio Meteorológico Nacional distribuido en todas y cada una de las provincia, entonces poseemos una aceptable medición de cuánta agua cae en Metas… mas poseemos mediciones únicamente en cinco riachuelos, y al salir de esos riachuelos en la desembocadura en el Río Paraná. Esos riachuelos son el Piray Miní, el Piray Guazú, el Parana-í Guazú y el Yabebyry y el Urugua-í en su instante… mas en la desembocadura, eso nos ofrece un concepto del accionar de la cuenca muy grande y en el momento en que deseamos proceder a conducir el agua a escala de las chacras, no poseemos ninguna información que nos afirme cómo el agua en esa chacra se infiltra, se guarda, se muestran las vertientes, cuáles son las funcionalidades que cumple la geología, la vegetación , los pisos, que hacen que el agua después se muestre en las vertientes y las vertientes formen los tutoriales de agua. Eso no lo conocemos y eso es lo que nos encontramos hace poco comenzando a estudiar, ya hace tres años, en Metas.

P – ¿Quiénes son los que hacen ese estudio tan considerable?

EG – Es un emprendimiento que proponemos desde la Capacitad de Ciencias Precisas de la Facultad Nacional de Metas adjuntado con el INTA y la Fundación Vida Silvestre Argentina, usando a la Red como interfaz, sumando gente y multiplicando las vivencias de manera tal que con una misma metodología, con un mismo método, se está midiendo en diferentes sitios los procesos hidrológicos que nos atraen dilucidar.

P -¿Se puede apresurar la obtención de ese conocimiento? ¿Qué requerimos a fin de que eso se consiga de forma veloz? Esto, pensando en la transformación que está tolerando nuestro ámbito y en la consideración del agua…

EG – Bueno… más veloz de lo que hacemos, únicamente multiplicando los conjuntos de estudio, multiplicando la proporción de elementos humanos accesibles abocados a este trabajo. En el emprendimiento que llevamos adelante poseemos 13 micro cuencas implicadas… somos un único conjunto de ocho personas abocadas a 13 cuencas. Si se pudiese multiplicar esos conjuntos que repliquen esta clase de estudios, sería fabuloso.

P – Sí entendemos que es la Selva el enorme paraguas asegurador del agua en Metas.

EG – Siempre se dijo, pienso que en este momento tenemos la posibilidad de decir con más énfasis.

Siempre se mencionó en Metas de la enorme riqueza en elementos hídricos por la proporción de riachuelos, y he comenzado a ver esos riachuelos desde una visión opuesta, preguntando: ¿Por qué razón poseemos esa proporción de riachuelos? ¿Cuál es la razón por la que poseemos tal consistencia de tutoriales de agua? Llego a la conclusión que esto sucede porque el agua no se amontona subterráneamente; poseemos una roca como el basalto que no acepta el alojamiento más que por medio de grietas, en fracturas, en sitios muy localizados. Entonces, ¿qué pasa? El agua en el momento en que llega hasta el basalto, halla un mantón impermeable y escurre y ese chorrear provoca que el agua aflore en área formando tal proporción de tutoriales de agua.

lo veo más como una exhibe de la puerta de inseguridad que tiene Metas, porque al no tener alojamiento subterráneo o bien ser malísimo el alojamiento subterráneo, el agua llega veloz al basalto y se marcha. Que esté en los tutoriales de agua significa que el agua se nos está yendo del territorio, en tutoriales de agua que se escurren en atentos, a mucha agilidad, rapidísimo… los tutoriales de agua llevan mucha agua los días que llovizna, al día después bajan el caudal y ahora la tercer, cuarto y quinto día, el curso llega a su caudal base.

P – Todos y cada uno de los riachuelos nacen en Metas. ¿Esto debe ver con la Selva?

EG – Que nazca en Metas debe ver con la topografía que provoca que haya una sucesión de cuencas que nacen y mueren en territorio misionero. Lo que hace la cobertura vegetal es que ese desarrollo de infiltración sea retardado y persistente; es la manera en que el agua de lluvia se infiltre, no escurra superficialmente, porque sostiene ese desarrollo de infiltración de agua en el suelo y entonces poseemos un desarrollo de nutrición persistente. Eso en la medida que poseemos una aceptable cobertura vegetal y condiciones óptimas de suelo; en el momento en que suprimimos la cobertura vegetal y compactamos los pisos, nos encontramos reduciendo esa aptitud; con la agricultura, ganadería, asfalto y localidades, lo que hacemos es impermeabilizar, provocando condiciones a fin de que el agua no infiltre y se escurra más veloz. Hay que intervenir lo menos viable en ese desarrollo.

P – ¿Tenemos la posibilidad de deducir que el caudal por quilómetro cuadrado de los riachuelos de hoy no es exactamente el mismo que en el momento en que existía una área más grande de Selva en Metas?

EG – me animaría a decir que si, que es de este modo. Más allá de que no hay un registro histórico que nos deje llevar a cabo una afirmación contundente, mas si uno puede considerar que los componentes que hablamos, que son claves en el desarrollo de protección y cuidado de las fuentes de agua, son perturbados, es modificada la Selva, son compactados los pisos, se están impermeabilizando las cuencas, es lógico reflexionar que ese desarrollo de infiltración en estos instantes es menor que originariamente; el desarrollo de escurrimiento superficial es más grande hoy que originariamente, los tutoriales hoy tienen más grande torrencialidad que originariamente y eso lo observamos en las localidades y lo observamos con una torrencialidad muy perjudicial cada vez maś en muchas localidades, en Posadas, Andresito, Iguazú, Monte Carlo, Capioví… todas y cada una están comenzando a padecer los efectos de que los riachuelos se vuelven torrenciales, y en parte esto se proporciona porque caen lluvias más profundas, y es lo que nos dicen con el Cambio Climático, y porque hay más grande perturbación de las cuencas, más grande impermeabilización de la cuenca; exactamente la misma lluvia hoy nos causa más daños que hace 20 – 30 años atrás.

P – ¿Se puede recobrar la Selva en sitio claves? ¿Tenemos la posibilidad de suponer en conseguir que el agua sea persistente?

EG – Tenemos la posibilidad de intentar recobrar formaciones selváticas en sitos claves, estratégicos, donde es infaltante, lo que llamamos bosques protectores, que se los conoce como de esta forma por el sitio que llenan en el ecosistema cumplen una función ecológica ambiental demasiado sustancial para la protección, entre otras muchas cosas, de las fuentes de agua y de la biodiversidad. Tenemos la posibilidad de apuntar a eso, a recomponer esas formaciones, mas no veo como muy posible recobrar la Selva en zonas donde hoy poseemos plantaciones, ganadería, te, yerba, cultivos… porque las ocupaciones económicas son las que aceptan el avance en esas tierras y que la sociedad se expanda, se nutra. Si podemos consultar de que forma en esas cuencas, en esos sitios estratégicos que son los que nutren y dan origen a las incipientes, tenemos la posibilidad de conducir los pisos, las plantaciones ,la ganadería, de qué forma tenemos la posibilidad de manejarla de manera tal de entorpecer lo menos viable, ocasionando el mínimo encontronazo, o bien recobrando habilidades de infiltración..

El año pasado hicimos, con Fundación Vida Silvestre Argentina, una publicación que se denomina Guía de Practicas Afables con el Agua, donde hay resoluciones que con esta mirada tenemos la posibilidad de ir aportando a un manejo más racional de todos y cada uno de los elementos, resguardando los tutoriales de agua, lo que nos transporta además a asegurar y conseguir provecho complementarios, porque en el momento en que uno asegura el agua, asegura los pisos, y hay ciertas prácticas que contribuyen a la biodiversidad, a la salud de la población, porque además estoy evadiendo las fuentes de contaminación. Con esa mirada hicimos la Guía, que se publicó para las academias y está en línea.

P – Charló de zonas claves. ¿Se tienen la posibilidad de detectar?

EG – No las poseemos todavía marcadas en un mapa. Esa es una labor muy importante que en la provincia debiese darse, que es llevar a cabo un relevamiento, un inventario de vertientes, primordialmente en las cuencas más destacables.

Desde detectar las vertientes, donde cada vertiente tiene su cuenca de captación de agua y suponiendo que son las vertientes que dan origen a los tutoriales de agua y resguardando esas cuencas que hacen que esa vertiente permanezca, uno puede suponer y conducir esos territorios, esas micro cuencas, sumando micro territorios de micro cuencas y sumando a la protección eficaz del territorio que hacen a la preservación de la fuente de agua.

P – Otro enorme tema es la calidad del agua.

EG – Como és. La calidad es un tema realmente serio, aún en vertientes que uno en el momento en que llega le da la sensación de que el territorio que nutre esa vertiente está libre de ocupaciones probablemente contaminantes, en el momento en que se hacen los análisis de calidad nos dan que desde el criterio bacteriológico todas y cada una esas fuentes están contaminadas, que según el Código Bromatológico no debiesen ser consideradas agua consumibles por los humanos. Esto no es único de Metas; en el momento en que uno va a la bibliografía intentando encontrar los libros publicados, antecedentes de otros países en los que se ha adelantado en la protección del agua, está con que el diagnostico es exactamente el mismo porque nuestra naturaleza, la biodiversidad, contribuye, por medio de los mecanismo biológicos, una dosis de bacterias indispensables..es decir que contaminación las hay aún en las ubicaciones más naturales viable. A eso sumemos después todas y cada una de las ocupaciones plus: pesticidas, biocidas, que van a los tutoriales de agua.

Compartilo:

Relacionado

Apuesta Exitosa

Deja un comentario