Venezuela, víctima de sus riquezas

AMÉRICA LATINA | martes 1 de agosto de 2017


La violencia vivida en Venezuela el domingo último es un presagio de “más violencia generada por la oposición”, que promoverá “a través de una fuerza de apoyo internacional la intervención”, incluso militar, contra el gobierno chavista de Nicolás Maduro, advirtió Modesto Emilio Guerrero, prestigioso analista venezolano con unánime reconocimiento en el mundo.

En diálogo con el programa “Contala como quieras” de La 99.3 de Posadas, Guerrero apuntó que el objetivo de la derecha venezolana, con apoyo de Estados Unidos y una prensa hegemónica que tergiversa los hechos hasta el extremo de mentir indisimuladamente, era “impedir la elección de la nueva Asamblea Constituyente”, ya que la reforma de la carta magna de su país significará la instauración “ya no de un gobierno sino de un Estado socialista”.

Para esos sectores privilegiados de Venezuela “la Constituyente es el demonio”, afirmó Guerrero, porque asentar los principios del Estado socialista “les significaría perder la renta del petróleo, la renta minera”.

Autor de obras como “¿Quién inventó a Chávez” y “Chávez, el hombre que desafió a la historia”, Guerrero se define como un hombre que no ha sido “ciego ni cómplice” ante los errores de la Revolución Bolivariana, pero a la vez se reivindica como un defensor de los intereses nacionales venezolanos frente a las pretensiones de Estados Unidos de darle un “golpe final” a su estrategia geopolítica para imponer su control sobre toda Latinoamérica.

En ese sentido, citó a Boaventura de Sousa Santos, el gran sociólogo portugués, que dijo que “el secreto del problema venezolano es la gran renta petrolera”.  “A eso hay que agregarle la renta minera”, apuntó Guerrero.

“Venezuela fue tomada como probeta de ensayo de políticas de retroceso” impulsadas por Estados Unidos y que ya tienen “un buen punto de avance en la Argentina y Brasil en términos de economía o geoeconomía”, pero que necesitan provocar la caída del gobierno de Nicolás Maduro para consumarse en un sojuzgamiento regional absoluto a los intereses de Washington, sostuvo Guerrero.

El analista señaló: “Estados Unidos no reconoce la elección. Macri tampoco. ¿No parece sospechoso? El problema es ideológico, porque en Venezuela hay un gobierno de izquierda” que se opone “al control de los Estados Unidos”. Mientras esto sea así, “aunque el gobierno venezolano se vista de Madre Teresa, nunca habrá reconocimiento” de la legitimidad de las decisiones soberanas adoptadas por el gobierno de Maduro.

El Estado bajo el control del pueblo

“La nueva Asamblea Constituyente apuntará a cambiar la naturaleza del Estado venezolano, de Estado capitalista a Estado socialista, el punto que quedó impreciso en la Constitución vigente. Ahora sería completada con un cuerpo de reformas que le den no sólo al gobierno sino al Estado un carácter socialista. Porque, si no, terminarán de desguazar la economía nacional… Porque ellos controlan el comercio, la industria, la banca y una parte de las relaciones internacionales. Esos cuatro resortes del poder real deben ser colocados en manos del Estado bajo control del pueblo”, sostuvo.

En relación con la violencia vivida el domingo, el reconocido biógrafo de Hugo Chávez hizo notar que los opositores “lograron impedir la votación sólo en los barrios ricos del Este de Caracas, donde ellos son fuertes. Los que querían votar allí tenían que trasladarse al sur de la ciudad, donde las votaciones eran abiertas y protegidas. Los incidentes se produjeron allí donde pudieron desplegar sus tácticas para impedir ese voto, en determinados centros de votación. Pero no pudieron impedir la votación en el resto del país, y así acudieron a las urnas 8.300.000 personas, el 40% del padrón electoral”.

“En términos comparativos –apuntó-  es la mayor cantidad de votos obtenida por el chavismo en cualquier votación en 21 elecciones a lo largo de 18 años”, e incluso superó la tercera elección de Hugo Chávez, de 2007, cuando el líder de la Revolución Bolivariana había sumado 7.900.000 votos.

Guerrero destacó que “es un voto que se da en un momento adverso, con todo en contra: desde la falta de alimentos y medicamentos provocada por los mismos que están contra la Constituyente hasta el escenario de terror que causa vivir en Caracas o en otras ciudades y trasladarte por ellas, minadas de barricadas montadas por ellos, que te impiden trasladarte si eres chavista o si eres sospechoso de serlo”.

La gran mentira informativa

“Esa cantidad de votos representa una legitimación del gobierno, que intentaba ser deslegitimado desde adentro y desde afuera, sobre todo con un grado de ignorancia o de grosería periodística” por parte de los dueños o editores de los diarios. Tras señalar que todo el mundo tiene el derecho a disentir y a expresarse como adversario del gobierno, Guerrero advirtió: “A lo que no tienen derecho es a mentir. Porque el de la información es un derecho social de quien los lee. No es un derecho político del dueño o del editor del diario.”

Así, en la Argentina se asentó la información de que sólo fue a votar el 12% del padrón electoral. Guerrero se preguntó “en qué balance, en qué fuente de información se apoya ese dato. El organismo de Estado que aporta la maquinaria, el manual y la revisión, además de la verificación y el conteo de votos, que fue acompañada por organismos internacionales”, avaló los datos oficiales.

“Pero para ellos no existe el Estado, no existe el Consejo Nacional Electoral”, dijo, porque “no tienen el concepto de respeto al derecho de los demás”.

El analista consideró que en Venezuela “no hay una guerra civil en la concepción tradicional” porque los opositores no han ganado para su causa a ningún sector del ejército, pero advirtió que sí “han logrado instaurar formas de guerra civil llamadas de cuarta generación o contemporáneas, irregulares, no territoriales: las guarimbas, que crean un caos de conmoción interna”. Y señaló que, aunque esas tácticas de violencia abarcan “apenas un 11% de los barrios en sectores urbanos”, han logrado extender ese clima de terror “a todo el país”, fundamentalmente con el apoyo de la prensa hegemónica.

La entrevista completa, en el audio que acompaña esta nota.

Lula sigue preso

AMÉRICA LATINA

El presidente del Tribunal Regional Federal de la 4ª Región, Thompson Flores, respaldó la decisión del juez del caso Lava Jato, João Pedro Gebran Neto, que suspendió el habeas corpus que había sido dada por Rogério Favreto en favor del ex presidente Lula. Ahora, con la decisión de Thompson Flores, el ex presidente brasileño se queda en la cárcel de… Leer más  »