Vecinos de Candelaria reclaman al intendente el arreglo de calles

RECLAMO | viernes 17 de noviembre de 2017


En el barrio Malvinas de Candelaria, unas 40 familias reclaman que la municipalidad local atienda sus demandas con el objetivo de tener una mejor calidad de vida.
Cansados de no obtener respuestas, los vecinos decidieron juntarse y peticionar juntos, y convocaron al diputado Martín Sereno (Partido Agrario y Social) para que los ayude a gestionar mejoras para el barrio.
“Uno de los problemas más graves que tenemos es el desastroso estado de las calles. Pedimos al intendente renovador (Daniel Luna) que trabaje en favor de la unión de los barrios a través del arreglo de las calles, porque en el medio del Malvinas y el Mugica, hay una especie de zanjón donde va a parar todo el agua del río. Hace muchos años que las familias que viven en la zona baja padecen las consecuencias del agua que desborda inundando las casas, y la mayoría de la gente tiene que salir corriendo”, cuenta Fernando Aranda.
Además, la situación del agua contaminada provoca enfermedades en muchos de los chicos del barrio. “Es un problema grande, no se trata de un charco que tenemos que saltar para cruzar, es prácticamente un arroyo que está en medio de la calle y que divide a dos barrios en los que están funcionando merenderos. Los chicos tienen que cruzar por ese zanjón para ir a los merenderos. Reclamamos que arreglen esa calle para dar una solución a muchas familias que si tienen que cruzar de este lado del barrio para ir al colegio o hacer algún trámite, se les complica mucho porque cuando llueve ese zanjón desborda; pero cuando el tiempo está bueno, también es intransitable”, explicó el vecino.

Un problema que lleva años

El resto de los damnificados coincidieron en la problemática. El Malvinas está a unos cien metros de una ruta provincial y a a su alrededor existen cinco o seis barrios. “Cien metros no es nada, creemos que dar una solución a ésta problemática no es mucho trabajo. La gente que está en la Municipalidad,  en Obras Públicas tendrían que venir a escucharnos y tratarnos como iguales, porque nos sentimos desprotegidos y marginados y no vemos que haya una solución”, señalaron.
El diputado Sereno manifestó que este problema lleva varios años. “A mucha gente se le prometió viviendas, terrenos, reubicación, arreglo de las calles, y servicios básicos; pero no se hizo nada. Los concejales deberían recorrer el barrio y atender las problemáticas. La gente está pidiendo lo necesario para vivir mejor, el tema de la calle no es una gran obra, habría que hacer un replanteo, un saneamiento, y es algo que otorgaría mejor calidad de vida”, destacó el legislador.

Piden presencia de concejales
“En el barrio hay familias con muchos chicos que se enferman por el agua sucia, ellos cruzan todo el día la calle que parece un arroyo; y los patios de las casas están todos inundados, porque a algunas casa les faltan pisos, no son viviendas dignas para vivir. A esas mujeres que están a cargo de sus hijos, pedimos que ya que no les pueden hacer una de material; al menos que les entreguen madera, y chapas para un techo seguro. Con estos vientos y tormentas que  suelen haber en la provincia, es muy fácil que se les vuele el techo. La gente humilde no es humilde solo porque hay una tormenta, y no deja de ser humilde solo porque les dan una bolsa de mercadería”, señaló una de las vecinas solidaria con los otros.

En el barrio Malvinas muchas familias viven cinco o seis personas en una casita de dos por dos, y estaría bueno que se acerquen y les den una vida más digna.

“Que los concejales no vengan solamente a escucharlos, sino también a darles una solución.

Así como vienen en época de campaña y nos hablan de sus propuestas, que también se sienten y escuchen nuestras necesidades, no sólo de este barrio, sino de todos los que tienen carencias en Candelaria”, afima el grupo de jefes de familias.

“Estos vecinos después de mucho esperar, aprendieron que la única forma de que se ocupen de ellos es movilizándose porque si esperan una solución por iniciativa propia del Municipio, es muy difícil que la tengan. Hay muchos que incluso quieren colaborar con el arreglo de las calles, las viviendas, los terrenos para mejorar la infraestructura en su barrio”, señaló el diputado Sereno.

“Se me inunda todo, pero no tengo otro lugar para mis hijos”

Juana Parra es una de las madres del barrio Malvinas que se siente discriminado, marginado, olvidado y maltratado por las autoridades. “Esta mujer me mostró un video de lo que fue la última lluvia  donde el agua que entró a su casa corría como si fuese un arroyo. Duele ver como se arruinaron los muebles, y sus pocos electrodomésticos. Cuando llueve tienen que dormir arriba de la mesa o irse de la casa con la gurisada; después están las alimañas que entran, la mugre que queda cuando baja el agua; una serie de cosas que Juana lo vive cada vez que llueve mucho en este barrio que reclama solución hace tiempo y no es escuchado”, enfatiza Sereno.
La joven madre lamenta el estado de las calles, donde frecuentemente se tapan las cañerías. “Tengo cuatro chicos, y yo cuido mi casa porque por más que entre agua por todos lados, no tengo donde irme. Se mojan los colchones, y mis pocos muebles. Sin embargo el intendente jamás se preocupó, ni siquiera nos acercó un camión de tierra para levantar un poco. Los chicos no pueden estar limpios, se enferman, lo llevo al hospital y te recetan remedios que no podemos comprar”, resalta Juana Parra.

Es imposible transitar por eso Emsa no quiere entrar
El gran problema es ese enorme pozo que si no se arregla no pueden bajar la luz. El personal de Emsa no quiere  a poner el poste para  el tendido eléctrico si primero no se arregla la calle.
Cuando llueve es imposible transitar por ahí, los chicos para ir a la escuela deben dar toda la vuelta. En ese bañado es posible encontrar cualquier bicho. “Desde el municipio no son capaces de traernos tierra o chapas; el intendente jamás se acercó, y no es tan difícil, solamente hay que hacer las cunetas a los costados y cargar tierra, cien metros de calle, nada más. Si abren una cuneta por lo menos no va a entrar tanta agua en nuestras casas. Cuando llueve nadie puede estar en su casa, y el que no tiene donde ir, tiene que dormir arriba de los colchones mojados”, lamenta la mujer.
Los vecinos están cansados, y si el intendente no se hace cargo, “y viene a plantarse con nosotros para darnos ayuda, no habrá más remedio que ir a la municipalidad, y quedarnos ahí día y noche hasta que nos den una respuesta”, advierten.

Sin respuesta del municipio

En el barrio Malvinas también vive Patricia Caetano, que participó de la reunión con los vecinos, y reiteró lo que pregonan las otras madres. “Hace tres años más o menos que estamos peleando para que nos abran la calle, los días de lluvia se nos hace intransitable el camino. Es una inundación completa donde el agua viene de arriba, entra a las casas porque nunca nos hicieron el desagote, tampoco terminaron de hacer el zanjeo, quedó hasta cerca de la Escuela 698, y se convierte en un arroyo que viene desde el centro de Candelaria y desemboca acá y llega hacia nuestras casas”, insiste.
Los vecinos presentaron notas y no tienen respuesta de parte del municipio. “En este sector somos unas 40 familias, porque son dos barrios juntos. La escuela está cerca, pero los chicos no pueden pasar, los adultos se arriesgan a cruzar igual porque tienen el mercado del otro lado; pero es necesario una solución para tantas familias que tenemos hijos en edad escolar”, sostienen.

Enganchados a los cables de electricidad
Hay otro grupo de personas que están del otro lado del barrio Mugica, en el asentamiento María. “El intendente Luna se quedó a lado del Mugica y de este lado estamos nosotros, olvidados. Escuchamos que desde Salud Pública hacen tanta propaganda con el problema del dengue y acá tenemos agua estancada por todos lados. Nos sentimos discriminados, tratamos de luchar para tener nuestro pedazo de tierra que es un derecho; pero la municipalidad hace oídos sordos a los constantes reclamos”.

Otros de los perjudicados cuenta que están muy cerca del asfalto y no pueden pasar directamente, por el problema del bañado. “Una vez que se arregle eso todos los barrios serán beneficiados, el Malvinas, el Mugica y el Evita. Hasta el colectivo 55 podrá pasar por acá, porque éste es el recorrido programado y no lo puede cumplir.
Queremos una calle por donde se pueda transitar, que haya energía eléctrica. Hay unas 14 casas enganchadas a una sola red, y cuando hace mucho calor no aguanta tanta potencia. Vamos a hacer un nuevo pedido y esperar un plazo prudencial para que Obras Públicas de Municipio haga el trabajo, y si no, pacíficamente pensamos movilizarnos frente a la Municipalidad para ver si de esa manera nos escuchan”, reclaman los vecinos.

Las organizaciones sociales consideran que es histórico el acuerdo que lograron con Nación para el sector tarefero

CRISIS YERBATERA, ECONOMIA, GREMIALES, MARTIN SERENO, PARTIDO AGRARIO Y SOCIAL, RECLAMO, TAREFEROS, TRABAJO, YERBA MATE

Las organizaciones sociales de Misiones, comenzaron a trabajar en el registro de los trabajadores tareferos y tareferas que recibirán una tarjeta alimentaria, que permitirá a cada una de las 15 mil familias, comprar mercaderías por un monto de 2.350 pesos mensuales. Por una cuestión de recursos, y como no existe un registro fehaciente, en principio se entregarán en diciembre, una… Leer más  »