La UNaM, entre el ajuste nacional y la deserción

DERECHOS, EDUCACION, MISIONES, MUNDO UNIVERSITARIO, SOCIEDAD | martes 29 de mayo de 2018


El 12 de Junio del 2018 se realizará la elección de autoridades de la Universidad Nacional de Misiones. Hay dos listas que disputarán fuertemente la candidatura a rector y los cargos de Consejo Directivo, en donde cada facultad y cada claustro deberá elegir sus representantes. Gane quien gane, la lista elegida deberá afrontar su propuesta en un contexto nacional que poco favorece a la educación pública. Por otro lado, la realidad de Misiones es muy especial, por ser una de las provincias con mayor población joven y una de las que mayor porcentaje de deserción tiene en ese ámbito. Ninguna de las listas lo desconoce.

La Nación y la Universidad 

A finales de marzo de este año la Nación comunicó que realizaría un recorte a las universidades por  3 mil millones de pesos.  “Hubo recortes en todo lo que es inversión, en infraestructura; hubo recortes en el no llamado de determinadas convocatorias. Lo que es sueldos y salarios está establecido en la ley de presupuestos y se va a cumplir. Y el recorte de los 3 mil millones fueron para gastos de funcionamiento. Ahí va el tema del comedor, energía eléctrica, agua y todas las nuevas obras que estaban previstas”, comentó el ingeniero Miguel López, uno de los candidatos a vicerrector de la UNaM y agregó que ante este panorama “Lo que necesitamos, y por suerte logramos, es movilizar al interior de la universidad y de que estemos todos atentos  de lo que va a pasar a nivel nacional”.

Danya Tavela secretaria de Políticas Universitarias

Danya Tavela secretaria de Políticas Universitarias

Desde la actual gestión universitaria, las políticas de comedor y albergues siempre están a la orden del día. Esta es una manera de aportar en el acceso a la educación pública de muchos de los jóvenes estudiantes, sobre todo para aquellos que deben dejar sus casas para radicarse en otra localidad y que ya no cuentan con las comodidades de su hogar. En este sentido, Alicia Borhen, candidata a rectora por la lista oficialista, reconoció que las políticas de infraestructura que viene llevando la universidad son altamente positivas. “La universidad aporta muchos recursos en el bien estar social” y reflexionó que, hoy la cuestión económica no es un problema para acceder a la educación superior, “porque la universidad brinda becas de salud, comedores y albergues”. Ahora, esto se sostiene gracias a los fondos nacionales, que poco a poco van siendo recortados.

Los estudiantes y la Universidad

Otro gran problema que debe afrontar la universidad pública es el alto porcentaje de deserción y de egresados que hay en la provincia. Alertados por estas cifras, la UNaM viene trabajando con el programa NEXO, que intenta vincular a las escuelas secundarias con la universidad, además hay programas de acompañamiento estudiantil,  para quienes ya estén transitando su vida académica.  “Sólo el 15 % de los estudiantes que ingresan se gradúan y es muy bajo, dado los recursos que se invierten” sostiene la Ingeniera Borhem.

En tanto que Miguel López plantea que,”el porcentaje de graduación esta en menos del 20%, a veces menos del 10 % y en otros casos, mucho menos del 10% entonces uno podría decir que somos ineficientes en el uso de los recursos, somos ineficientes en la formación de la persona. En el último censo en Misiones, los graduados universitarios no alcanzan al 3%. Menos de 30 mil personas, que fueron censadas, tienen título universitario”.

Estadística publicada en la página oficial de la UNaM

La ciencia y la Universidad 

Desde el ámbito de la investigación también es otro frente afectado por los recortes de nación. Página 12 el 20 de abril de este año, publicaba la confirmación del recorte en esta área, también.

“El Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET), hizo pública la convocatoria a la Carrera de Investigador Científico (CIC) de este año, con la que confirmó la tendencia a reducir la creación de nuevos cargos. Habrá 450 llamados a concurso. Así fue ratificada la información, filtrada desde el propio organismo, sobre un acuerdo entre CONICET y la Secretaría de Políticas Universitarias (SPU), para que la tercera parte de los ingresos “se reserve” a las universidades y a institutos de ciencia y técnica. De esta manera las vacantes para temas estratégicos y generales pasan de 600 a 300, en un año, y habrán caído un 63% si se las compara con las 830 postulaciones abiertas en 2015, el año de mayor auge en los ingresos a la CIC.”