Resistencia a la desregulación de la yerba. “Dos o tres empresas tienen más poder que 44 mil familias productoras”

AGRO, CRISIS YERBATERA | miércoles 14 de marzo de 2018


Así lo manifestó el dirigente yerbatero Julio Peterson en relación al impulso que desde Agroindustria de la Nación se pretende dar para desregular el precio de la yerba mate. Es un pedido a la medida de las grandes industrias. “La desregulación es lo peor que nos podía pasar”, dijo. Explicó que sin precio fijo es imposible transparentar la cadena de pago y denunció que se fundieron 9 secaderos en Andresito. Se cumple hoy un año de la toma del INYM en reclamo de mejor precio y pago al contado.

A un año de la toma del Instituto Nacional de la Yerba Mate, cuando el pequeño productor luchó por un precio más justo y el pago en tiempo y en forma, el sector no tiene paz. Con un Estado que mira al empresariado más que al productor y un INYM desorientado, los yerbateros deberán luchar por el precio de la yerba, que es el precio de su trabajo.

El 15 de marzo del año pasado Peterson y decenas de productores y tareferos llegaron a Posadas, luego de repetidas reuniones infructuosas con autoridades nacionales. El dirigente de Andresito recuerda ese momento “con gran dolor”. En aquella oportunidad, el productor logró que el precio de la yerba mate pase de $3,50 a $6,30 y la reducción de los plazos de pago, de 300 a 120 días. Pero esta constante lucha parece no terminar, como sucede año a año, el INYM debe fijar el costo de la yerba mate y la decisión debe ser unánime. El sector molinero y la industria no se ponen de acuerdo y el precio va a laudo. Nación siempre fija un precio por debajo de lo que el pequeño productor necesita, beneficiando al más grande”.

La preocupación mayor para el pequeño sector es que el precio de la yerba mate sea desregularizado y llevarlo al libre mercado. Es decir que el mercado a través de la oferta/demanda fijaría el precio de la materia prima, según fuentes del INYM y Agroindustria. En este sentido Peterson admitió que estamos frente a “un gobierno nacional que apuesta a las grandes industrias y no cumplen con lo que siempre dijeron” y agregó “Y me hago cargo, porque yo los voté, con la esperanza de un cambio para las economías regionales”.

“Trabajaríamos con la política nacional, que es la libre demanda. Saludable para el sector, no es. Es lo peor que nos podría pasar”, tras esta declaración, el dirigente comentó que están invitados a discutir esta propuesta, el 19 de marzo a las 15 horas, en el Ministerio de Agroindustria en Buenos Aires, “vamos a poner nuestra postura: repudiamos totalmente la derogación”, sentenció Peterson.

Este costo se basa en la regla del 4×1 (el costo de 4 kilos de hoja verde para un kilo de canchada), hoy esto no se cumple, porque el INYM fijó a 3,500 k por 1 k. Esta fórmula da un precio de costo de $24,9 cuando la canchada está hoy a 23,30, claramente, estos precios no alcanzan para solventar los costos y tener un buen margen de ganancia. “Es un precio perverso, para fundir a las pequeñas industrias en nuestras ciudades. En nuestro pueblo, ya se fundieron y cerraron más de 9 secaderos privados, en el transcurso del año pasado y éste”

Las deudas de Las Marías y de Rosamonte son multimillonarias”

Uno de los proyectos aprobados por el Ministerio del Agro de la provincia es el Sistema de transacción, en el cual el productor sólo discutiría con los molinos la calidad y cantidad del producto. El dinero sería depositado directamente por el banco Nación y la transacción se realizaría a través de una tarjeta magnética, liberando así la línea de pago. Actualmente hay establecimientos que lo llevan a la práctica demostrando la eficacia del sistema y dejando de lado la especulación.

Pero para que esto avance es necesario tener un precio estable, pre fijado en el cual pararse.

¿Y por qué no avanza este sistema? “Porque lastimosamente el monopolio de la yerba mate, es tan fuerte, que dos o tres empresas tienen más poder que 44 mil familias misioneras, al momento de sentarse a hablar con un ministro de Agroindustria de la Nación, el señor (Miguel) Etchevehere”. Esta frase hace referencia a la actitud que tuvo el Ministro de la Nación al cuarto día de asumir. Mencionó a sus amigos de, Las Marías, como ejemplo de la Industria yerbatera. Este acto fuertemente simbólico representa el lugar que ocupan las grandes empresas para la Nación.

Más allá de cualquier relación personal, el tema concreto es que luego de haber asumido su amigo personal, Etchevhere, Las Marías (en diciembre) le pide la derogación del precio de la yerba mate. Un pedido que el sector empresarial viene insistiendo desde hace algún tiempo y que hoy vuelve con más fuerza aún. Ahora, ¿cuál es el beneficio que tiene este sector con esta dinámica de precios? “Las deudas de Las Marías y de Rosamonte son multimillonarias. Más de mil millones de pesos debe Las Marías; más de 400 mil millones debe Rosamonte, de créditos tomados” aclara Peterson y ejemplifica “¿qué haría yo “Las Marías”? cobro el mismo precio al consumidor y a la otra punta del eslabón, al productor, no le aumentaría el precio, sino que se lo bajaría. En vez de pagar $6,30/$5,80 le pagaría $3. Con esa diferencia, con la cosecha de un año Las Marías paga su deuda” y así salda su deuda a costas del trabajo explotador de los productores. “Matando de hambre a una provincia entera” en pos de los intereses del monopolio, sentenció Julio Peterson.