Régimen, régimen/ Venezuela, Venezuela /Dictadura, dictadura

AMÉRICA LATINA, OPINION | martes 1 de agosto de 2017


Por miles de millones los medios de comunicación lanzaron un feroz operación de prensa a nivel mundial. ¿Les interesa la democracia, la paz mundial o el petróleo? Estados Unidos es el otro jugador. Trump debe castigar. No vaya a ser que la población mundial piense que el país del Norte sólo quiere el petróleo. “Naaaaaa”, sólo le interesa la democracia. Que la prensa mundial está dominada por poderes ocultos de la opinión pública, “Naaaaa” qué locura, por favor! No existen corporaciones interesadas en el petróleo de Venezuela, eso es puro cuento. Las grandes empresas de medios, tienen un sólo interés, dar información verdadera a la población. Y las grandes empresas de finanzas y económicas, sólo pretenden el bienestar de la población.

“Quiero saber qué le pasó a Lanata en Venezuela”, se repite como reguero de pólvora. Como un virus, se propaga la información promocionada por los grupos empresarios de medios de comunicación. Como una auténtica cadena se replican por millones los mismos informes. Internet no sirve tampoco para escuchar otras campanas, pues Google también forma parte de la mundial operación de prensa. Desde medios pequeños en lugares aislados, como Misiones hasta grandes multimedios como CNN o BBC exclaman y reclaman los mismo. La gente trabajadora repite lo que ve y escucha y hasta se preocupa sinceramente por un país que hace 20 años era sólo conocido por sus telenovelas.

Por qué, todos hablan de Venezuela. ¿Realmente nos importa? ¿Nos cambia la realidad? ¿Nos hará justificar alguna acción que en otras circunstancias serían insoportables? El “régimen” repiten por millones los medios de comunicación.

La verdad se puede entrever en algunos resquicios. Por ejemplo en este párrafo del New York Times:

“A pesar de casi dos décadas de relaciones difíciles con Venezuela, Estados Unidos tiene una gran influencia al ser uno de sus clientes más importantes y es uno de los pocos países con refinerías capaces de procesar crudo pesado de baja calidad.”

Ahí se resume todo el problema democrático de Venezuela. Una difícil relación con Estados Unidos. El petróleo como objeto de discordia. El país latinoamericano tiene algo muy valioso y declara su independencia del país del Norte. Esto le está costando caro el pueblo venezolano. Y la prensa mundial no responde a Venezuela. Ni este país posee corporaciones dominantes de la geopolítica mundial. Además del petróleo ¿qué se disputa en este conflicto? La opinión pública.