“Queremos generar ruido para que empiecen a pensar sobre su futuro” 

MUNDO UNIVERSITARIO | lunes 8 de octubre de 2018


 “Vos no servís para esto. Eso no deja plata. Acá somos una familia de médicos, vas a ser médico. Esa profesión no es para vos”, son algunas de las expresiones que llegan a los oídos de Araceli y Celeste en los talleres de Orientación Vocacional. Si estás buscando qué estudiar o conocés a alguien que está pasando por este dilema, La Agencia Universitaria  te dice cómo elegir una carrera sin morir en el intento.

Araceli Maidana y Celeste Carísimo son estudiantes avanzadas de la carrera “Formación en Psicopedagogía” del Montoya y realizan sus prácticas profesionalizantes en la Agencia Universitaria de Posadas. Ellas llevaron adelante el último taller de Orientación Vocacional de la agencia y nos comentaron sobre las inquietudes y deseos de los futuros aspirantes universitarios.

¿Cuál es la primera inquietud que trae el adolescente? No sabemos qué hacer, dice sin titubear Celeste. Las especialistas surfearon junto a los adolescentes miedos, incertidumbres, presiones sociales, familiares y económicas.

Araceli había asistido a la Expo Universitaria y recordó que los stands  que decían “cursos de rápida salida laboral” arrasaban a diferencia de las carreras de grado.

¿Por qué hay resistencia a estudiar carreras largas?  “Creo que se debe a que la mayoría de las facultades son pagas, excepto la UNaM. Pero por ahí si querés estudiar, por ejemplo, psicología tenés que pagar una cuota. Y por ahí son chicos que están más concentrados en voy a hacer este curso que capaz tenga que pagar pero voy a trabajar rápido” expresó Araceli Maidana.

La agencia se ubica en calle 3 de Febrero 1860

Al taller de Orientación Vocacional de la Agencia Universitaria se acercan adolescentes de todas las clases sociales. Al momento de elegir una carrera, pareciera que todos enfrentan el mismo oleaje.

¿Cuál es la inquietud del que sí puede costearse una carrera?  Qué voy a estudiar. No vienen con el miedo de una carrera larga, sino el QUÉ, qué quieren hacer” adviertió Celeste. Y ahí nos topamos con otro de los factores que llevan al adolescente a dudar sobre su vocación: el condicionamiento socio-familiar.

“Nosotros tratamos de incentivarlos a que no se queden con la presión social o el de la familia, a que todos somos abogados y vos tenés que ser abogado también. Tratamos de darles unos tips para hablar con los padres de buena manera y decirle,  es mi vida y yo soy el que tiene que formar este camino.

En todos los encuentros le dijimos que la orientación y la construcción de una carrera, de un oficio lleva toda la vida y que todo el tiempo van a tener que trabajar sobre eso para llegar a su meta“, comentó Araceli.

 

¿Qué buscan los que se acercan al taller? “Al estar confundidos buscan un apoyo, alguien que les diga esta son las posibilidades y a la vez: sos capaz de esto. Entonces esto los va guiando, les abre más caminos y ellos se conocen a sí mismos” advirtió Celeste.

SABER MANEJAR LA FRUSTRACIÓN

Vamos desmitificar algo: la elección de una carrera es un proceso, que a veces,  lleva años. Historias como,  Estaba en 4° año de arquitectura y dejó todo para ser guía de turismo, hemos escuchado incansablemente.

Araceli recordó que una chica le dijo, si me meto a estudiar esto y dejo, es una pérdida de tiempo. Ahí mismo intervino y le contestó, “Nada de lo que hagas es una  pérdida de tiempo. ¿Por qué?, porque te vas a meter en algo nuevo que no conocés que es la facultad; eso ya implica un montón de experiencias nuevas. Vas a aprender a moverte en los horarios de la facultad, vas a aprender a sacar fotocopias, a tener más responsabilidades. Todo es una enseñanza, no es una pérdida de tiempo“.

También es aplicable para quiénes salen con más preguntas que certezas de los talleres.

“Si los chicos, cuando terminan el taller, se van más confundidos ¿pierden el tiempo? no, no pierden el tiempo. Porque si se van más confundidos quiere decir que dentro de ellos provocamos algo que les hizo ruido. El problema es cuando no hay ese ruido, no hay ningún incentivo de seguir pensando, de averiguar, no hay nada y eso es lo que queremos generar. Queremos generar ruido en la cabeza de esos jóvenes para que empiecen a pensar sobre su futuro. Queremos que pregunten y que no se queden con las dudas. Y que respeten sus tiempo, eso es lo principal”, señaló Araceli.

Vivimos una especie de competencia constante, en donde nos comparamos con el otro. Y si no logramos las metas al mismo ritmo que el de al lado nos frustramos.

En ese sentido Araceli admitió que “Hay procesos de cada estudiante, cuestiones personales (que el profesor no sabe y que tampoco tiene que saber), pero que vos lo sabés” Recomendó el respeto de los tiempos y circunstancias individuales.

“Permítanse estar confundidos, permítanse tener dudas, permítanse pensar” manifestó Araceli.  “Por eso estamos en contra de los test. Porque suelen ser condicionantes, tu vida está en ese pedazo de papel y no es así” agregó.

Celeste se suma a esta idea y nos aclara que, “También le explicamos que la Orientación Vocacional no es únicamente un concepto que se va a dar, sino que es una construcción. Una construcción diaria: en nuestra casa con nuestras familias. Todo está en constante movimiento, entonces, se permiten las frustraciones. Hay que saber frustrarse y a la vez, seguir después de eso.

“El primer día que empezamos estaban todos sentados, alrededor de la mesa, esperando que le hagamos un test y yo le dije: Acá no podemos estar mintiéndote, no te vamos hacer un test que te va a dar la respuesta mágica y que va a salir tu vocación”.

(Araceli Maidana)

La Agencia Universitaria ofrece los talleres de forma abierta y gratuita, consiste en 4 encuentros de una hora y media. Un día por semana, por la tardes. Cupos limitados.

Por Mariela Roi

La Escuela Superior de Música abre sus inscripciones

MUNDO UNIVERSITARIO

Como años anteriores los jóvenes podrán elegir entre dos ofertas, la Tecnicatura Superior en Sonorización y Musicalización con Medios Electroacústicos y Tecnicatura Superior en Intérprete de Música Popular. La duración de ambas ofertas es de 3 años, el cursado se realiza dentro  del turno mañana. Para información y consulta dirigirse a la Escuela Superior de Música (ESMu), ubicada en el… Leer más  »