Productores en conflicto con un secadero que entregó cheques sin fondos

DENUNCIA, YERBA MATE | viernes 10 de agosto de 2018


Productores yerbateros denuncian que el propietario de un secadero los estafó con cheques “voladores”. Esta tarde intentaron bloquear el acceso a su establecimiento, pero debieron retirarse por intervención de la Policía. Según el Banco Central, el industrial en cuestión liberó 487 cheques rechazados por un total de poco más de 11 millones de pesos. Productores afirman que hay más cheques emitidos por el mismo empresario que todavía no figuran como rechazados porque no se cumplió la fecha de pago, pero que tampoco podrán cobrarse. Estiman que la deuda superaría los 25 millones de pesos.

“No agarren cheques de Schmidt, están rebotando”, la advertencia comenzó a circular a mediados de julio entre productores y comerciantes de la zona Centro, pero para los colonos que ya habían entregado su yerba al empresario aludido en el mensaje ya era tarde. Con el transcurso de las semanas lo que era un rumor se convirtió en una certeza preocupante, había centenares –algunos creen que superan el millar- de cheques sin fondos cambiando de manos entre productores, comerciantes y prestadores de servicios en una zona que va desde Jardín América y Aristóbulo del Valle, hasta Leandro N. Alem y un poco más al sur.

Según la página web del Banco Central, a la fecha hay 487 cheques emitidos por Schmidt que fueron rechazados entre el 4 de julio y el lunes último. Entre todos suman más de 11 millones de pesos, pero productores de la zona aseguran que hay muchos más cheques posdatados emitidos por el mismo empresario que todavía no fueron rechazados porque no se cumplió la fecha de pago. Estiman que si el empresario no “levanta” al menos parte de los cheques caídos, en septiembre la deuda alcanzaría los 25 millones de pesos.

El responsable de haber emitido los cheques es Juan Carlos Schmidt –a quien este medio intentó contactar sin suerte- propietario de un secadero ubicado entre Leandro N. Alem y Oberá. En el mundillo yerbatero, las opiniones respecto a este empresario están divididas. Muchos productores –incluso algunos damnificados- e industriales de la zona afirman que se trata de un empresario de larga e intachable trayectoria y no dudan de su buena voluntad, mientras que otros lo acusan de haber cometido un fraude.

“Yo lo conozco y te puedo asegurar que es un buen tipo, no sé qué le pudo haber pasado, siempre pagó buenos precios por la hoja verde y nunca había jodido a nadie. Algunos productores incluso venían desde bastante lejos, como Jardín América o Aristóbulo para venderle a él porque pagaba un poco mejor y a plazos razonables”, dijo respecto de Schmidt otro empresario del rubro yerbatero en diálogo con Misiones Online.

Gracias a esa buena reputación, son muchos los productores que se quedaron con cheques sin fondos de Schmidt pero confían en la buena voluntad del empresario, destacan que “nunca escondió la cara” y creen que terminarán cobrando sin necesidad de iniciar acciones de ningún tipo.

Para otros damnificados en cambio, la cantidad de cheques rebotados y el monto adeudado son indicios claros de una maniobra premeditada de fraude y entienden que el empresario no muestra voluntad de saldar sus deudas. Cansados de escuchar pedidos de paciencia como única respuesta a sus reclamos, se acercaron ayer al establecimiento de Schmidt y bloquearon el acceso y la salida de camiones.

“Es una locura que este señor siga comprando hoja verde como si nada cuando a muchos de nosotros todavía no nos pagó por la yerba que entregamos a principios de año”, señaló Matías Njirjak, hijo de una productora que vendió yerba a Schmidt en febrero y marzo y asegura que todavía no la pudo cobrar.

Algunos productores ayer, tras la manifestación frente al establecimiento, radicaron denuncias en sede policial. Uno de ellos es Sergio S. quien declaró que en febrero comenzó a venderle hoja verde a Schmidt, quien le pagó con cheques de pago diferido a 30, 60 y 90 días por un total de alrededor de 140 mil pesos, dinero que hasta ahora no pudo cobrar.

“Cuando fuimos a reclamar nos manifestó que tenía un problema financiero, después que tenía cheques de clientes por valores muy altos que no podía cobrar. Le propusimos juntarnos entre varios de sus acreedores para que nos cancelara la deuda que tenía con nosotros con esos supuestos cheques que él no podía cobrar, entonces nos dijo que ya no tenía esos cheques. Después le pedimos que cancelara sus deudas con otros bienes como vehículos o yerba canchada, pero nos dijo que no tenía yerba canchada”, denunció.

Los productores que no consiguen cobrar, cuestionan que el empresario sigue trabajando normalmente a pesar de haber “dejado un tendal”. “Tiene plata para pagar yerba en efectivo y vemos que vende yerba canchada, pero dice que no tiene plata para pagarnos a nosotros”, dijo Njirjak.

Además, afirman que Schmidt está construyendo dos propiedades, una en Campo Grande y otra en Alem.

“Personalmente pienso que es una estafa a mí me debe 140 mil pesos, dinero que necesito”, concluye la exposición policial firmada por Sergio S.

Fuente: MOL