Primer Semestre del 2018: corridas, devaluación, tarifazos y pérdida de salario

CRISIS, ECONOMIA, NACIONALES, POLÍTICA, SOCIEDAD, TARIFAS | domingo 3 de junio de 2018


La aceleración de la inflación está castigando los ingresos de jubilados y trabajadores. Junio comenzó con subas en transporte, prepagas y combustibles. La probabilidad de una segunda vuelta de devaluación.

Los aumentos de productos de la canasta básica de los hogares y el tarifazo en luz, gas, agua y transporte en los primeros cinco meses del año se han desplegado con salarios que no tuvieron variaciones significativas. Las paritarias cerradas fueron acordadas con un primer ajuste en abril de 5,5 por ciento (UTA) a 10,0 por ciento (Comercio, Construcción, Carne), con intermedios de 7,5 por ciento (Petroleros de YPF y Obras Sanitarias). La devaluación que disparó la paridad cambiaria a 25 pesos ya tuvo traslado a precios, pese a que funcionarios relativizan ese impacto.

La persistencia en el engaño queda al descubierto con datos duros: entre la segunda quincena de marzo y la primera de mayo, el alza promedio de un conjunto de 37 artículos seleccionados de una canasta básica de consumo (alimentos, bebidas, de aseo personal y de limpieza del hogar) subieron 16 por ciento en promedio, según un relevamiento del Centro de Economía Política Argentina. Otra encuesta realizada por el Instituto de Investigación Social, Económica y Política Ciudadana calculó que la canasta básica total se incrementó 19,4 por ciento en los primeros cinco meses del año.

 El castigo a los ingresos de los jubilados es similar al de los trabajadores

En marzo, el haber subió apenas 5,7 y otro porcentaje similar a partir de junio, para ubicar el mínimo en 8096 pesos. Ni salarios ni jubilaciones aumentaron igual o más que la inflación. Por eso se está registrando una importante caída del poder adquisitivo por un shock inflacionario que recién está transitando la primera etapa, con riesgo de ser alimentado con una segunda vuelta de devaluación, más tarifazos y alza de combustibles.

Mientras, el Banco Central sigue perdiendo reservas, el dólar sigue subiendo y ahora es el Banco Nación que liquida billetes verdes del Tesoro para atender la corrida.

Aumentos

El reciente documento de coyuntura del Observatorio de Políticas Públicas de la Universidad Nacional de Avellaneda (UNdAv) advierte que esas subas se dan en un contexto generalizado de alza de precios. Apunta que en el primer cuatrimestre la tasa de inflación oficial fue 9,6 por ciento, que en mayo rondaría el 3,0 por ciento (consultoras del establishment lo ubican en el 2,5, mientras que el Indec aliviaría al presidente Macri con un índice cercano al 2,2) y que el bimestre junio-julio también sería de mucha presión en materia de precios. En apenas dos semanas el papel de coordinador del ministro Nicolás Dujovne quedó desdibujado.

El ministro de Agroindustria, Luis Miguel Etchevehere, lo cruzó con éxito por el tema retenciones, y anteayer fue el turno del ministro de Energía, Juan José Aranguren, al definir junto a petroleros aumentos de las naftas pese a la oposición de Dujovne. Este mes suben 5 por ciento y el próximo otro 3% avivando así el fuego inflacionario.

Mientras los precios suben, los salarios han quedado en evidente desventaja, explican los economistas de la UNdAv, porque si bien muchos gremios han pactado aumentos, éstos fueron en cuotas, lo que impide preservar el poder adquisitivo con aceleración inflacionaria. La caída del salario real no puede ser disimulada ni por el Indec de Macri.

Casi todas las paritarias cerraron en el 15 por ciento por presión del gobierno (algunos gremios pactaron adicionales que elevarán el aumento efectivo al 22/23 por ciento). Ese número fue innegociable en el Ministerio de Trabajo porque el objetivo era hacer converger de ese modo las expectativas inflacionarias a la meta establecida por el Banco Central. Esa estrategia para desindexar la evolución de precios voló por los aires con la corrida y devaluación, quedando el salario rezagado.

Salario real

Cómo quedará el salario real en este año dependerá de dos factores: el primero, del resultado de la segunda tanda de paritarias que lidera el gremio de los Camioneros, que reclama 27 por ciento, y después, del saldo de la pelea por la reapertura de los acuerdos que tienen cláusula de revisión. Hasta entonces, el poder adquisitivo del salario retrocederá varios escalones.

En esa disputa, los trabajadores parten de una situación adversa. Los economistas del Instituto de Trabajo y Economía-Fundación Germán Abdala calcularon que, desde septiembre de 2017 hasta abril pasado, el retroceso del salario real fue de 4,3 por ciento. Si el período se extiende desde noviembre de 2015, la pérdida se amplía a 6,8 por ciento en lo que va del gobierno de Macri.

No aparecen señales que permitan vislumbrar un recorte de esa caída, más bien existe la probabilidad de que se profundice. El texto del ITE “Las paritarias después de la turbulencia” explica que “los aumentos paritarios no son el único factor que interviene en la dinámica salarial, ya que los salarios se modifican por cambios de categoría, aumentos por antigüedad y aumentos por fuera de la escala, entre otros”. Calcula entonces que los salarios nominales del sector privado registrado se incrementarán en promedio 22/23 por ciento anual.

Con la estimación de la inflación 2018 cercana al 30 por ciento, el salario real anotaría entonces un retroceso adicional al ya acumulado. Los economistas del ITE proyectan una caída del 5 por ciento, o sea, si no aparecen cambios en la dinámica de las paritarias o si no se gatillan rápidamente las cláusulas de revisión, el deterioro de los ingresos de los trabajadores sería parecido al de 2016.

(Página 12 Alfredo Zaiat)

 

Habrá fuertes aumentos en los 0 km y baja en las ventas

CONSUMO, CRISIS, ECONOMIA, INDUSTRIA, NACIONALES

Los problemas económicos que Macri denominó “turbulencias cambiarias” no sólo llevaron a la vuelta al FMI y el despido de tres importantes funcionarios, sino que también ya comienza a impactar en la industria automotriz, uno de las pocos que sostenía números positivos. Menos ventas y escalada de precios. Los detalles. A pesar de la insistencia del Gobierno en negar que… Leer más  »