Piden a Bergman que interceda por el riesgo ambiental y turístico en los Saltos del Moconá

AMBIENTE, INTERNACIONALES, TURISMO | viernes 30 de septiembre de 2016


El diputado de la Nación Daniel Di Stefano (FpV) solicitó por escrito al ministro de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación, Sergio Bergman, que intervenga de manera urgente con su par de Brasil para establecer soluciones conjuntas entre ambos países y evitar que el manejo en la represa brasilera Foz Chapecó dañe los Saltos del Moconá, sobre el río Uruguay.

 

El avistaje de los Saltos del Moconá depende de varios factores, como las lluvias y el agua que retiene o larga la represa Foz Cahpecó ubicada aguas arriba en el río Uruguay, a unos 80 kilómetros de la frontera entre Argentina y Brasil.

Su primera unidad generadora fue inaugurada en octubre de 2010 y el 12 de marzo del año siguiente comenzó a operar en su totalidad. Doce horas después de que sus compuertas se abren, el agua llega a los Saltos de Moconá, lo que afecta su altura y visibilidad. Y si llueve, directamente los tapa. 

Esta situación pone en riesgo a la industria del turismo que sólo en El Soberbio y la región generan más de 500 puestos de empleo directos.

 

Las autoridades locales y los emprendedores turísticos coinciden en que el Gobierno debería coordinar con el Ejecutivo brasileño para que la represa trabaje de manera tal que los saltos puedan ser visitados durante el día. “Queremos que nos dejen trabajar entre las 8 de la mañana y las 16 horas”, explicó el intendente de El Soberbio, Roque Soboczinski.

 

 

En el mes de agosto se presentó una iniciativa legislativa (Expte.: 5503-D-2016) para que el Gobierno Nacional interceda en las relaciones bilaterales con el vecino país a fin de resolver el conflicto. Los diputados que acompañaron el proyecto son: Verónica Mercado (Catamarca), Walter Santillán (Tucumán) y Juan Huss (Entre Ríos).

Di Stefano destacó que: “Es cuestión de acercar las posiciones entre ambos países y planificar entre las autoridades de la represa brasilera conjuntamente con las autoridades locales. Este inconveniente genera circunstancias perjudiciales tanto ambientales, turísticas, habitacionales como socioculturales para nuestra provincia”.

“Cuando los saltos no son accesibles, la alternativa en la zona es la Reserva de la Biosfera Yabotí, la quinta más grande del mundo, que es un lugar único, diferente, en el medio de la selva”, recomendó el titular de la Asociación Civil de Turismo de Alto Uruguay, Francisco Presa Campos, propietario en la zona de un lodge, una forma de alojamiento que cada vez pisa con más fuerza en la selva misionera.

Aun así, los Saltos de Moconá son la vedette de la zona y los operadores turísticos no piensan quedarse de brazos cruzados. En esa línea, una comitiva misionera viajó en marzo a la ciudad de Três Passos, en el vecino estado de Río Grande do Sul, en Brasil, para mantener una reunión con funcionarios locales y trazar una agenda común, ya que el turismo al otro lado de la frontera también se ha visto afectado por la represa, puesto que venden la excursión a los saltos del Yucumá –como les dicen allá– desde un parque estatal que ofrece una vista panorámica de las cascadas.

En ese encuentro se decidió preparar un proyecto para presentárselo a los diputados nacionales de Río Grande do Sul y al Ministerio de Energía brasileño con el fin de regular la generación de energía en la represa para que no ahogue las cascadas y el turismo aguas abajo.

Los Saltos de Moconá fueron declarados patrimonio natural Nacional en el 1994.

Producción de Plantas Nativas

AMBIENTE

El 23 de noviembre se realizará el Curso Taller de Producción de Plantas Nativas en Dos de Mayo. La jornada será de  8 a 18 hs., en el Centro de Capacitación y Extensión Vivero Forestal Modelo Dos de Mayo, en Picada Indumar, ubicada sobre la Ruta Nacional 14, Dos de Mayo, y está orientado a viveristas, técnicos y productores, escuelas… Leer más  »