Picada Finlandesa, como hace cien años y como bien turístico cultural

EDUCACION | viernes 10 de agosto de 2018


El camino rojo abierto en el medio de la Selva hace ya 112 años para encontrar el mejor lugar para vivir, se mantiene igual que entonces. Y como entonces, es transitado por miles de descendientes de aquellos primeros. Es el tiempo detenido en el tiempo en la zona centro de Misiones. En este lugar se inició hace pocos días una inédita acción: volver a plantar los grandes árboles del monte, esos que cuando caminas bajo su sombra te hacen sentir que estas dentro de una catedral (como describió el sabio suizo y ambientalista Alberto Roth).

La idea es recrear los pasos que dieron allí  los primeros inmigrantes a partir de 1906, y la manera de hacerlo es “devolviendo” los árboles nativos que con sus altivos troncos y amplias y frondosas copas enmarcaban los 40 kilómetros del camino. También se organizan actividades culturales, como jornadas de caminatas, relatos y obras de teatro afines. La historia viva para las nuevas generaciones.

La iniciativa es de Hugo Sand, el ya histórico dirigente socio agrario y ambiental, hijo de inmigrantes y Cónsul Honorario de Finlandia, y tiene como único objetivo visibilizar una y otra vez el legado inmigrante unido a la riqueza de la tierra colorada y su Selva Paranaense.

“Picada Finlandesa es la historia viva de una de las corrientes inmigratorias que sentaron las bases para el desarrollo social y económico en esta tierra, y su puesta en valor adquiere gran importancia porque propicia el sentido de pertenencia y de identidad, reforzando las raíces y el sustento moral y espiritual de las comunidades”, explica Sand en notas enviadas a los municipios de Bonpland, Almafuerte, Caa Yarí, San Martín y Oberá, en los departamentos de Candelaria, Leandro N Alem y Oberá, y a organizaciones no gubernamentales para que formen parte de la revalorización del lugar.

Historia

La “picada” fue abierta en el medio de la Selva por los inmigrantes que desembarcaron, vía el río Paraná, primero en Mártires, y luego en Bonpland, desde donde, buscando mejores tierras “monte adentro”, fueron formando la Picada, pasando por Almafuerte, Caa Yarí, San Martín, hasta llegar a Villa Svea, Yerbal Viejo, hoy Oberá. Hombres, mujeres y niños finlandeses, y también  españoles e italianos dejaron sus rastros aquí, “rastros de trabajo, tradiciones, sueños y esperanzas que se mezclaron para siempre con la tierra colorada, su Selva y sus arroyos”.

Según el periodista e historiador Enrique Tessieri, 1906 es el año en que llegaron  las primeras 110 personas provenientes de Finlandia a la región de Bonpland y San Martín.

“Cada tramo de Picada Finlandesa es historia y cultura”, repite una y otra vez Sand. “Por eso impulsamos-continúa- impulsamos diferentes acciones para visibilizarla, y una de las más abarcativas, por su alcance socio ambiental, es la plantación de árboles nativos en todo su trayecto, una iniciativa que invitamos a formar parte a todas las Comunas, organismos públicos y sin fines de lucro, comunidades aborígenes e instituciones educativas. Ya contamos con el apoyo de las Municipalidades de Caa Yarí, Bonpland y Oberá, el respaldo del Jardín Botánico de Oberá y de la Fundación Bosques Nativos, que gentilmente dona ejemplares arbóreos”.

La plantación de árboles nativos ya comenzó a realizarse, como se puede ver en las fotos que acompañan esta nota.

Para entender la magnitud de esta acción cabe reescribir las líneas del periodista Enrique Tessieri, quien investigó y escribió sobre la inmigración finlandesa en territorio misionero. “Si pudiera escribirle una carta al fundador de la Colonia Finlandesa, Arthur Thesleff (1871-1920), esto es lo que le contaría: Cuando visité la Colonia Finlandesa por primera vez, en noviembre de 1977, no tuve la oportunidad de ver con mis propios ojos la vibrante hermosura de la Selva virgen Paranaense que vos viste al comienzo del siglo pasado. Te habrán impresionado esos árboles enormes que se extienden más de 30 metros como el lapacho, anchico colorado y otros menos ambiciosos, como la palmera”, expresó.

“Durante mi última visita a Colonia Finlandesa, en 1998, descubrí que siempre hay algún secreto más que me deja como regalo. Parte de este secreto lo descubrí en las mariposas que descansaban en los charcos de la fresca agua de lluvia de la picada que me guiaba hacia las profundidades de esta colonia”, agregó Tessieri, entre muchas otras cosas.

Para Sand, la presencia y compromiso de distintos organismos en la revalorización de Picada Finlandesa “es fundamental porque permite cohesión y reciprocidad en una acción que no sólo hace a la cultura sino que además es en un componente socio económico destacado, siendo el turismo uno de los ejes de trabajo”. Es que la iniciativa propicia caminatas en tramos o a lo largo de los 40 kilómetros de camino entre Bonpland y Oberá, la implantación de especies frutales y medicinales, el interés y compromiso de los estudiantes, la intervención de obras artísticas, entre otras iniciativas, “todas complementarias con el turismo y el bienestar de quienes viven en este lugar de Misiones, generando vínculos afectivos, la adopción de hábitos compartidos y el sentimiento de solidaridad, impulsado la defensa del patrimonio cultural, estableciendo reconocimiento e identidad”.

 

 

Las clases terminarán el 29 de noviembre

EDUCACION

Comienza la cuenta regresiva para concluir otro ciclo escolar. De acuerdo al calendario consensuado a fines del año pasado, las puertas de las escuelas primarias y secundarias se cerrarán el 12 de diciembre. No obstante,  aquellos alumnos que no adeuden materias para promocionar el curso estarán de vacaciones ya desde el 29 de noviembre. Así lo confirmó el presidente del… Leer más  »