Mado: Más de 100 familias fueron atacadas

PARTIDO AGRARIO Y SOCIAL, SOCIEDAD, VIOLENCIA | jueves 7 de febrero de 2019


Más de 100 familias humildes de pequeños productores que cultivan la tierra para autoabastecimiento, algunas desde hace siete años y otras más de 15, sufrieron agresiones de parte de personas violentas que se hicieron presentes en representación de una persona que asegura ser el propietario de las tierras en la que trabajan y habitan.

Esas propiedades pertenecen a la ex empresa quebrada, ESCA, y tiene una orden judicial de No Innovar.

Según explicaron los colonos, hace unos días se encontraban en sus viviendas, cuando se hizo presente un grupo de hombres que exigieron en representación de un supuesto propietario, que abandonaran las tierras y que se vayan.

“Ante la negativa de las familias que sobreviven del cultivo en pequeña escala, los visitantes procedieron al ataque y tiraron abajo las precarias viviendas, y las desarmaron como manifestación extrema de la arrogancia y la impunidad de una persona que sin dar la cara, y bajo la protección de algunos sectores de poder, viola descaradamente los derechos de estos humildes trabajadores”, manifestaron los vecinos que acudieron en su ayuda.

Denuncian abusos contra los y las colonas

Luego de estos hechos, las familias recurrieron a los dirigentes y militantes de la zona del Partido Agrario y Social, y entre todos decidieron realizar un corte de la Ruta Nacional 12 para hacer visible su problema, y los abusos vividos.

Además hicieron la denuncia pertinente, y ahora se encuentran a la espera de una respuesta por parte de las autoridades, tanto respecto a las agresiones sufridas de los últimos día,s como las amenazas que vienen recibiendo desde hace un año por parte de este hombre, que se hace pasar por propietario; pero no presenta ninguna documentación, y ostenta un alto grado de violencia.

Gestiones del PAyS

Teniendo en cuenta que este tipo de hechos, no sería la primera vez que ocurren, ya que en reiteradas ocasiones las familias sufren no solamente amenazas, sino también agresiones contra su integridad, como en esta última ocasión, desde el PAyS, están realizando gestiones ante las autoridades para evitar que esto vuelva a repetir.

No sólo por la condición socio económica de las familias que son de gran vulnerabilidad, y que las tierras tienen una medida judicial de No Innovar, sino porque también porque en la provincia, los desalojos están prohibidos hasta diciembre de 2019, a través de la Ley XII N° 28 del Digesto Provincial, sancionada por unanimidad en la Cámara de Representantes.

Uno de los referentes del PAyS en Maso, Sergio Soto relató la tremenda situación que tuvieron que vivir estas personas. “Esto que ocurrió fue terrible, destrozaron las casas, violentaron a las familias, como si por ser personas humildes, no tiene derecho, y además al principio, ni siquiera les quisieron la denuncia, hasta que después de insistir quedó asentada en la Comisaría.

 

Viviendas destrozadas y carpas quemadas

Se trata de 126 familias amenazadas y agredidas, entre ellos Pedro González, Ramón Cuvas, Rosa Vargas, Denis Colman, Carlos y Juan Sherer; Carlos Barreto, y Norma Reyes, por un supuesto propietario de algunas hectáreas que pertenecieron a una empresa que ya no existe, y este hombre quiera hacer salir las familias con violencia, alegando que es el dueño; pero sin presentar ningún título de propiedad, ni boleto de compra y venta.

“Es todo muy injusto. Esta gente necesita ser protegida por el Estado; pero hasta ahora no tuvieron respuestas, ni siquiera una institución que los escuche. Pero nosotros que somos sus vecinos, vamos a seguir acompañándolas, mientras los legisladores del PAyS hacen las gestiones para evitar el desalojo, porque es un verdadero acto de injusticia pretender que abandonen el lugar, cuando todo su esfuerzo está puesto en esas tierras”, relató el referente del Partido Agrario y Social, que tiene una radio en la localidad.