Madereros, “peor que en los 90”

ECONOMIA, TRABAJO | miércoles 3 de mayo de 2017


La importación de madera a precios subsidiados desde Brasil, Chile, Paraguay y Uruguay, y los efectos del “tarifazo” eléctrico sobre los pequeños y medianos aserraderos tienen en jaque a la actividad maderera. “Lamentablemente estamos sufriendo lo que ya hemos pasado en la década del 90. Creo que es peor”, afirmó Aureliano Sánchez, secretario general del Sindicato Obrero de la Industria Maderera (SOIME).

“En el área de Eldorado, Montecarlo y San Pedro, desde 2016 y en lo que va de 2017 tenemos más de trescientos despidos, y otros tantos que están suspendidos o con régimen de reducción de jornada laboral”, dijo el sindicalista en diálogo con el programa “Contala como quieras” de La 99.3 de Posadas.

“Un aserradero de veinte obreros que estaba pagando cien mil pesos (por el consumo de electricidad) tiene que pagar ahora entre 500.000 y 600.000 pesos. Los empresarios argumentan, aparte de que no venden, que están trabajando menos días por semana para consumir menos energía. Y la variable de ajuste siempre es el trabajador”, sostuvo Sánchez.

“Han cambiado las condiciones de vida de estos trabajadores y sus familias. Los hijos de esos trabajadores que estaban tomando cinco litros de leche por semana ahora están tomando uno o dos. La familia que consumía cinco kilos de carne por semana hoy está consumiendo uno o dos kilos, consecuencia de este ajuste terrible que aplicó el Gobierno nacional”, agregó.

Sánchez señaló que este panorama se repite en Corrientes y otras provincias, como Santa Fe, en la que también se están produciendo “cierres de empresas, resultado de la importación”.

En cuanto a la posibilidad latente de que se haga realidad la masiva importación de casas prefabricadas procedentes de China, “sería otro fracaso del Gobierno”, porque hay empresas que fabrican viviendas, “sin ir más lejos, aquí, en Eldorado, que con una manito del estado nacional pueden abaratar el costo” y proveer casas de mayor calidad.

“No vemos un panorama alentador a corto plazo”, afirmó Sánchez, porque a la par la industria está severamente afectada “por la paralización de la construcción, tanto la privada como las obras públicas, y el 80 por ciento de la madera se consume en la construcción”.

“Están en riesgo muchos puestos de trabajo. Esto va a ser insoportable si no hay mejoría”, dijo el sindicalista. La entrevista completa, en los dos audios que acompañan esta crónica.

El comercio misionero sufrió una caída mayor al 10 por ciento

COMERCIO, CONSUMO, CRISIS, ECONOMIA

Indicaron que deben ajustarse a los elevados importes de lista marcados por los proveedores. Además, reconocieron que disminuyó fuertemente el consumo de frutas, verduras, queso y lácteos. El primer semestre del año marcó una tendencia de precios elevados en la ciudad de Posadas, principalmente sobre los productos comestibles. Desde el sector comercial aseguraron que por este motivo cayeron abruptamente las… Leer más  »