“Los programas sociales ayudan a generar trabajo”

MARTIN SERENO, PARTIDO AGRARIO Y SOCIAL, POLÍTICA | domingo 1 de julio de 2018


Así definió el diputado Martín Sereno y dirigente del Movimiento Evita Misiones que, junto a la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP), trabajan en la provincia en diversas actividades como huertas comunitarias, carpinterías, herrerías, merenderos, refacciones y construcciones de escuelas y centros comunitarios, entre otras cosas. Parte de las tareas de los militantes sociales también consiste en atender emergencias en los barrios populares, como proveer abrigos en invierno, útiles escolares, mercaderías, elementos deportivos para chicas y chicos.
Hay muchos ejemplos que se pueden mencionar como los trabajos que se efectúan en Garupá, Jardín América, en comunidades guaraníes, Colonia Mártires, Santa Ana, Candelaria, Andresito, Puerto Libertad, Gobernador Roca, y en los más recónditos Parajes del norte de la provincia.

“En el barrio Los Potrillos, Piedras Blancas, Horacio Quiroga, Tablada, Santa Catalina, Ex Hipódromo,  no solo tenemos huertas, carpinterías, taller de arte, herrería y merenderos -éstos se extienden a Santa Clara 3, Santa Cruz, Ñú Porá y Barrio Unido- si no que además realizamos capacitaciones y charlas con las compañeras y compañeros acerca del trabajo que nos convoca, y también nos ocupamos de la formación política”, explicó Celeste García, coordinadora del Movimiento Evita en Garupá.

Garupá: Construcción sustentable 
En Garupá, los beneficiarios de los programas sociales -entre los que se encuentra un maestro mayor de obras- desarrollan un taller de reciclado y construcción sustentable, es decir que aprovechan los materiales desechables para hacer ladrillos de madera, hornos ecológicos y además implementan el uso de la energía solar.

Y como si esto fuera poco, en el merendero Rincón de la Alegría, del barrio Santa Catalina, Sandra  comenzó con el aprendizaje de la comunicación comunitaria a niños y niñas de 8 a 13 años, que de manera lúdica improvisan una radio barrial.

Jardín: Espacio de integración para personas con discapacidad

En Jardín América, un grupo de militantes junto a los familiares de quienes estudian en la Asociación Crecer Unidos, lograron crear un espacio de integración para niños, niñas adolescentes y adultos con distintas discapacidades. En ese predio realizan talleres de informática, danzas, expresiones artísticas y brindan clases particulares.
“Hace más de dos años que trabajamos con la Asociación en un Municipio que casi siempre está ausente. Después de varias  gestiones de los padres, logramos tener la propiedad de la institución por medio de un comodato. Con el Movimiento Evita y el Partido Agrario y Social conseguimos recursos para ir adecuando el predio a las necesidades reales. Se construyeron rampas, un baño adaptado y una cocina nueva”, detallaron Mónica y Susana Alvez, entre otras personas que colaboran con la Asociación.

Paraje San Martín: Brindar respuesta a un reclamo histórico

Mientras que en la Escuela 749, a cargo de la directora Marcia Bernardo, del Paraje San Martín, tanto la CTEP como el Evita cuyo secretario general en la provincia es el diputado, Martín Sereno (Partido Agrario y Social) se lograron cosas “increíbles”, define. “Yo provengo de ese Paraje y conozco el reclamo histórico de docentes y padres que necesitaban un tinglado, un salón comedor y otras necesidades urgentes para el funcionamiento normal de la escuela, pensando siempre en el derecho al acceso digno a la educación de los chicos, reclamos que nunca fueron resueltos, ni escuchados por parte de las autoridades municipales, provinciales ni nacionales”, subrayó Sereno.
En su momento, dentro del Movimiento Evita se dispuso el acceso a la inclusión de los programas sociales. En principio fue el Construir Empleo que no existe más, Nación lo dio de baja y ese programa se transformó en el Salario Social Complementario (SSC), y en ese marco se inscribió una parte de la comunidad del Paraje San Martín presentando un proyecto, que además contemplaba la construcción de un salón de usos múltiples y otras variables. Ese proyecto fue aprobado y se incorporaron los padres y madres.

La diferencia básica entre el SSC y el Programa Construir Empleo, es que los beneficiarios cobraban una beca, y además recibían el recurso económico para comprar los materiales para los  proyectos; pero con la implementación de las políticas de Macri, cambió sustancialmente la situación y lo único que llega es el monto de la beca para padres y madres inscriptos en el programa, y desapareció la posibilidad de obtener recursos económicos para comprar los materiales que significaban una partida aparte.
Ante esto, el diputado Martín Sereno planteó a los padres la problemática y entre todos decidieron hacer un fondo común con una parte de los recursos de las becas para invertir en materiales y poder avanzar con los objetivos de la construcción, más allá de que esa ayuda ya no llega del Estado.

Resultados del trabajo organizado
El resultado del trabajo en conjunto es que luego de casi dos años, los padres pudieron terminar la sala de computación, construyeron el tinglado, un nuevo comedor, la cocina, los baños, la vivienda para la directora, la cancha de fútbol y de vóley, además de techar e iluminar la escuela.
“Todo eso se hizo a partir del trabajo organizado dentro del programa del Salario Social Complementario. Es un orgullo que merece destacarse y felicitamos a esa comunidad de San Martín por la manera en que se esforzó, demostrando cabalmente que el trabajo en conjunto y organizado dentro del marco de las organizaciones sociales como el Evita, la CTEP y otras, cuando los programas sociales son bien utilizados  se logra un avance muy fuerte, como pasó en el Paraje San Martín que llevaba diez años de reclamos para tener una infraestructura básica para el funcionamiento de la escuela”, detalló Sereno.

Más de 50 merenderos con actividades culturales
Esos son sólo algunos ejemplos del trabajo de las organizaciones sociales a lo largo de la provincia, que se suman a otros en las comunidades mbya guaraní como Tekoá Arandú, Pozo Azul, o Kaaguy Porá 2, Andresito, y en Parajes como Macaca, San Pedro, donde se están construyendo salones comunitarios.
“Podemos demostrar con hechos concretos, tanto en la Zona Centro, Norte y Sur de la provincia, que a través de estos programas estamos sosteniendo 54 merenderos que, lamentablemente con la crisis económica en la que nos sumerge la política de Cambiemos, crecieron en una cantidad enorme, así como aumentó la concurrencia de chicos, junto a sus madres, y a veces con sus papás y los abuelos también. Pero en esos merenderos no sólo se provee de alimentos, también se realizan clases de apoyo escolar, talleres de artesanías, de pinturas. Tenemos escuelitas de fútbol tratando de acompañar a la tan necesaria copa de leche o un plato de comida con complementos culturales, educativos y deportivos que son necesarios y que el Estado no les brinda a los sectores vulnerables”, enfatizó el dirigente político.

Parte de los objetivos es capacitación en oficios
Sereno enumera a las localidades de Garupá, Mártires, Santa Ana, Candelaria, Jardín América, Andresito, Puerto Libertad, Gobernador Roca e Iguazú, como lugares donde funcionan merenderos con actividades culturales y se están haciendo talleres de huertas, carpintería, herrería, computación, refrigeración, entre otros oficios.
“De eso se trata, porque creemos que son importantes no sólo las obras y el trabajo que desarrollamos, sino también las capacitaciones en diversos oficios, para generar a los beneficiarios de estos programas, una herramienta de trabajo y de ingreso económico. Ellos y ellas carecen de empleo formal, changuean, pero van generando sus propias producciones. Y en muchos casos el trabajo que hacen las organizaciones populares con los programas sociales, terminan reemplazando la ausencia del Estado”, afirma el dirigente del Movimiento Evita y la CTEP.
Algunos beneficiarios aprenden zapatería, macetas, costuras, reciclados, artesanías, albañilería y así van sobreviviendo; se capacitan en oficios y trabajar en forma coordinada y organizada para avanzar y generar un ingreso que les permita tener una mejor calidad de vida.
 
Hay necesidades, pero también logros
En cuanto a las mercaderías que reciben las organizaciones sociales, eso les permite la posibilidad de distribuir entre las familias más carecientes. Generalmente el Ministerio de Desarrollo Social de la Nación envía los insumos en un transporte que llega a Posadas con el detalle en planillas.
Después se confecciona la cantidad que se entrega a través de los listados de beneficiarios; un equipo de trabajo y organización dentro del Movimiento Evita y la CTEP, junto al diputado Martín Sereno, están a cargo del control y de las rendiciones que después se envían a la Nación para que se mantenga la provisión de alimentos.
“Es un trabajo arduo, muy difícil donde nos contactamos con la necesidades más básicas de la gente; pero también conseguimos muchos logros. Otro ejemplo para mencionar es lo que se hizo en la Asociación Crecer Unidos, de Jardín América a través del programa que en un principio fue Construir Empleo, después se transformó en Salario Social Complementario y concluyó con en un trabajo social, donde pudimos hacer el baño adaptado para esta Asociación que trabaja con chicos y adultos con discapacidad, y que carecían de un baño adecuado”, sostuvo.
Pudieron ampliar la sala, hacer la instalación eléctrica, la cocina y un asador para los eventos que realizan, construyeron las rampas de acceso al predio que tampoco tenía, y ahora en la parte trasera de la escuela, planean hacer el salón que necesitan, todo en base a la misma idea: trabajar organizados, pensar en el otro, aunar esfuerzos y volcarlo en los que más lo necesitan. “Estamos convencidos que trabajando en conjunto y organizadamente todo resulta más fácil y los resultados son mejores e inmediatos”, manifestó el legislador del PAyS.