Ley de Bosques. Subsidios e impuestos congelados para el sector forestal

CÁMARA DE DIPUTADOS, INDUSTRIA, NACIONALES | martes 4 de diciembre de 2018


Nación incluyó el tratamiento de la prórroga de la Ley 25.080, conocida como Ley de Bosques Cultivados, para la sesión extraordinaria en diciembre. La norma será apoyada por todos los bloques políticos.

La prórroga y modificaciones de la ley de Inversiones para Bosques Cultivados que establece aportes económicos no reintegrables a pequeños y medianos productores, y estabilidad fiscal para las empresas, entre otros beneficios. La normativa tiene vigencia hasta enero de 2019, por lo que urge su tratamiento en el Congreso Nacional.

Las modificaciones resultaron en un proyecto de ley tras seis reuniones en una mesa nacional con la participación de actores del sector público y privado.

Es un proyecto elaborado por la Mesa Foresto Industrial, y acompañado por todos los sectores políticos del Parlamento Nacional.

Estabilidad Fiscal por 30 años y subsidios

Los dos principales beneficios que trae la prórroga de la Ley 25.080:

-Estabilidad fiscal por 30 años y la continuidad de los subsidios

-No se pueden aumentar tributos al sector

-En el Presupuesto Nacional de cada año se establecerá el monto destinado a los subsidios para los empresarios y productores forestales.

 

Este apoyo económico estará determinado por la cantidad de hectáreas a cultivar, por la zona, especie y actividad forestal. De 1 a 20 hectáreas, el aporte no reintegrable será de hasta el 80% de los costos de implantación, mientras que para más de 20 hectáreas y hasta un máximo de 300 hectáreas, los subsidios se percibirán de la siguiente manera; de hasta el 60% por las primeras 50 hectáreas (1-50), de hasta 50% por las siguientes 100 hectáreas (101-150), y de hasta 40% para las siguientes 150 hectáreas (151-300). En la región patagónica el aporte no reintegrable del 40% del costo de implantación, se extenderá por 200 hectáreas más (301-500)”.

 

– Para pagar los subsidios: Se crea el Fondo Nacional Ley Bosques Cultivados, que estará integrado por los préstamos y subsidios otorgados por organismos nacionales o internacionales, donaciones y legados, los recursos presupuestarios y extrapresupuestarios no utilizados provenientes de ejercicios anteriores, entre otros.

 

La norma plantea otros beneficios.