La ingesta de basura marina provocó la muerte del Cachalote

AMBIENTE | sábado 14 de abril de 2018


El pasado 27 de febrero, un cachalote joven de casi 10 metros de longitud y 6,5 toneladas de peso aparecía muerto en la zona de Cabo de Palos, Murcia, cuya necropsia reveló que el cetáceo había ingerido 29 kilos de basura marina, entre la que se encontró bolsas de basura, sacos de rafia, trozos de redes e, incluso, un bidón.

Los expertos del Centro de Recuperación de Fauna Silvestre El Valle creen que ese material pudo causarle la muerte por una peritonitis o por una impactación del aparato digestivo ante la imposibilidad de expulsarlo. La Comunidad de Murcia ha activado una campaña de concienciación enfocada a reducir el consumo de plásticos y evitar al abandono de basuras en el medio natural marino de la Región de Murcia en colaboración con la Asociación Ambiente Europeo y la cofinanciación de fondos europeos Feder.

El consejero de Medio Ambiente, Javier Celdrán, pidió recientemente una reflexión sobre el daño ambiental del vertido de plásticos al mar tras la muerte del cachalote.

El Cachalote

El cachalote es el cetáceo odontoceto más grande que existe, se alimenta casi exclusivamente de calamares y se trata de una especie catalogada como vulnerable según el Real Decreto para el desarrollo del Listado de Especies Silvestres en Régimen de Protección Especial y del Catálogo Español de Especies Amenazadas.

El ejemplar al que Celdrán se refería apareció muerto a finales de febrero en Cabo de Palos y ante el aviso, se activó el protocolo de varamientos de cetáceos y tortugas marinas en la Región.

Marea de plástico

La contaminación por plásticos es relativamente reciente en el planeta (la mayoría de estos compuestos comenzó a fabricarse en el último siglo), pero se calcula que cada año llegan al mar entre 4,8 y 12,7 millones de toneladas (“Science”, 2015), lo que convierte a los océanos en el mayor vertedero de este tipo de basura.

Ballenas y tortugas marinas que enferman y mueren al ingerir plásticos que pensaban que eran medusas y obstruyen sus conductos digestivos, aves marinas que se quedan atrapadas en ellos, peces que retienen ese tipo de compuestos en su estómago, playas donde la arena se mezcla con miles de microfragmentos… Son algunos de los efectos de la “marea de plástico” que afecta a todos los océanos.

Fuente: Ecoportal.net