“La existencia de la norma, no elimina la violencia. Por eso es necesario el cambio de la conciencia social»

CONCEJO DELIBERANTE, GÉNEROS, NATALIA GIMENEZ | viernes 13 de septiembre de 2019


Se realizó la primera capacitación del Programa Municipal Permanente de Formación en Perspectiva de Género, en el cual participaron más de 60 agentes del Concejo Deliberante y la Defensoría del Pueblo; concejales y jueces, entre otros funcionarios y trabajadores. 

Fontana remarcó la importancia de las capacitaciones en la materia.

La capacitadora del HCD, Leticia Fontana abrió el ciclo de capacitaciones y remarcó la importancia de las mismas como herramienta para el cambio en la conciencia social para avanzar más sobre cuestiones de género. También indicó que desde el cuerpo legislativo vienen trabajando con distintos talleres y cursos que apuntan a mejorar la calidad de los servicios que prestan los trabajadores del Concejo.

Ángela Ferreira, directora de Equidad de Género del Municipio disertó sobre perspectiva de género y el programa municipal llevado adelante desde 2017, que tras un proyecto presentado por la edil Natalia Giménez, se convirtió en una política pública permanente. Mientras que Gabriela Ayala, Gabriela comunicadora social especialista en Género, se explayó sobre perspectiva de género y violencia laboral y la dra. Florencia González dio a conocer los marcos legales que cuentan los trabajadores para enfrentar casos de violencia laboral.

Ferreira aseguró en su alocución que “cuando se comenzó hace dos años a trabajar en perspectiva de género en el municipio, nos dimos cuenta que no era suficiente solo con tener una dirección de equidad sino que también era necesaria la capacitación de todos. A la fecha hemos capacitado en perspectiva de género a 2500 agentes municipales y aún falta”. 

Ferreira indicó que el municipio capacitó a 2500 agentes desde 2017.

Sobre estereotipos y mandatos sociales

La funcionaria sostuvo que “hubo muchas resistencias desde el principio basadas sobre todo en la creencia de que la equidad de género es solo cosa de mujeres o es algo en contra de los varones. Nada más alejado de la realidad incluye a todos. La mirada de género tiene que atravesar todo nuestro trabajo para romper con estereotipos y pre-conceptos que vienen muy naturalizados”.

En ese sentido señaló que existen mandatos sociales que pesan tanto sobre hombres como mujeres. “La mujer tiene que ser la que cuida la familia  y el hogar y cumplir con ciertos parámetros de belleza mientras que el hombre es el que debe proveer o no mostrar emociones. Hoy estamos viendo algunas transformaciones para desnaturalizar estos mandatos sociales impuestos por el patriarcado como forma de organización social  y surgen otros modos de pensar más justos y equitativos”, añadió.

También surgen estereotipos. “Así los varones tienen que ser fuertes, no mostrar emociones y queda abocado al sector público en cuanto a funciones mientras que la mujer es la débil, relegada más a lo privado y vista como más romántica, por ejemplo”, dijo Ferreira.

“Estos mandatos y estereotipos sociales pesan sobre hombres y mujeres pero mucho más sobre las mujeres. Por eso vemos hoy cifras de femicidios muy alarmantes como las conocidas recientemente que señalan que entre enero y agosto de este año se dio un femicidio cada 27 horas en nuestro país”, dijo.

La directora de equidad también señaló que la brecha salarial entre hombres y mujeres es otra de las desigualdades que surgen debido a las reglas impuestas por la sociedad organizada de forma patriarcal. “Las mujeres en relación de dependencia cobran 27% menos que los varones haciendo la misma tarea, mientras que en el caso de las no registradas esa diferencia se ubica en un 40%”, reveló. 

Saber para reconocer la violencia laboral

Ayala disertó sobre la importancia de reconocer la violencia laboral.

A su turno, Ayala explicó que “muchos trabajadores son víctimas de violencia laboral pero no la reconoce y que 7 de cada 10 empleados que denunciaron este tipo de abuso se encuentra bajo tratamiento médico o psiquiátrico”.

Definió a la violencia laboral como a “toda acción, omisión o comportamiento, destinado a provocar, directa o indirectamente, daño físico, psicológico o moral a un trabajador o trabajadora, sea como amenaza o acción consumada. La misma incluye violencia de género, acoso psicológico, moral y sexual en el trabajo, y puede provenir de niveles jerárquicos superiores, del mismo rango o inferiores”.

En ese marco, explicó que son tipo de violencia laboral la 1) agresión física, entendida como toda conducta que, directa o indirectamente, esté dirigida a ocasionar un daño físico sobre el o la trabajador o trabajadora; 2)el acoso sexual como toda conducta o comentario reiterado con connotación sexual basado en el poder, no consentido por quien lo recibe y 3) el acoso psicológico, entendido como situación en la que una persona o grupo de personas ejercen un maltrato modal o verbal, alterno o continuado, recurrente y sostenido en el tiempo sobre un trabajador o trabajadora buscando desestabilizarlo, aislarlo, destruir su reputación, deteriorar su autoestima y disminuir su capacidad laboral para poder degradarlo y eliminarlo progresivamente del lugar que ocupa.

Y advirtió que los estereotipos y mandatos sociales impuestos por el patriarcado propician que las mujeres sean más propensas a sufrir violencia laboral. 

Algunos avances en las normativas

Por último, Florencia González sostuvo que “la existencia de la norma, no elimina la violencia. Por eso es necesario el cambio de la conciencia social y por eso estas instancias de capacitación se vuelven muy importantes”.

González dio a conocer herramientas legales contra la violencia laboral.

Entre las herramientas legales que cuentan los trabajadores incluyó «a la Ley Micaela, a la constitución Nacional que garantiza la igualdad y la dignidad laboral y también a la Ley de Contrato de Trabajo 20.744 que consideran estos temas» pero advirtió que «a pesar de contar con algunas normas no existe un marco legal sólido en el país para enfrentar el tema de la violencia laboral con mayor rigurosidad”.

Señaló que otra herramienta es la ley 26.485 de protección integral a las mujeres que cuenta con un reconocimiento legal en cuanto a este flagelo que es también muy poco denunciado.

Gonzáles indicó también que a nivel nacional existe la oficina de Asesoramiento sobre Violencia Laboral (OAVL) que atiende denuncias y brinda orientación y asesoramiento al respecto y que Misiones cuenta también con su oficina de violencia laboral dentro del Ministerio de Trabajo.

“Recibe denuncias escritas y luego se llaman a audiencias por separado tanto a denunciante como a víctima y se busca llegar a una conciliación. En el 90% de los casos se llega a la conciliación y luego se hace un seguimiento para comprobar que esa conducta cese”, explicó. Y aclaró que ambas oficinas solo pueden dictar sanciones del tipo administrativas. 

Por último, destacó que todos los trabajadores del municipio pueden acceder a una licencia anual de 20 días en caso de violencia de género en el ámbito privado.

Presentan proyecto de ordenanza para la «reutilización de las aguas pluviales»

CONCEJO DELIBERANTE

En la mañana de este miércoles, los integrantes de la Comisión de Obras Públicas y Urbanismo, presidida por el edil renovador Manuel Sánchez, se reunieron en el recinto del Concejo Deliberante para analizar el proyecto de ordenanza presentado por el vecino contador Jorge Peroni, por el cual se apunta a establecer la obligatoriedad de recolectar aguas pluviales en los edificios… Leer más  »