Inundación dejó sin vivienda a familia con bebé y una niña con asma

CRISIS | domingo 21 de octubre de 2018


Apenas dos días de vida tenía el pequeño Eliel Lucas cuando el temporal de agua y barro, arrasó con la precaria casa construida con madera y ladrillos, en un asentamiento del barrio Faraón, en la zona sur de Posadas.

Lo único que quedó en pie fue la cama donde dormía el bebé. Su madre, Gloria Ruíz Díaz, convaleciente por la cesárea, alcanzó a cubrirlo, mientras que Santiago Merzek, el padre de familia -que está casi ciego- los ayudaba junto a su otra hija, Agustina, de 6 años.

La pequeña casa quedó prácticamente destrozada, y con ella los muebles que no pudieron rescatar, la familia Merzek se salvó de milagro; pero quedaron a la deriva materialmente.
Los militantes del Partido Agrario y Social y del Movimiento Evita que siguen recorriendo los barrios afectados por la inundación, llegaron hasta ellos y el diputado Martín Sereno, comenzó las gestiones para resolver el problema de una nueva vivienda, y en un lugar más habitable para la patología de la niña de 6 años.

El hombre tiene una discapacidad visual, y la joven madre trabaja haciendo la limpieza de un sanatorio privado, sobreviven con ese magro sueldo y la pensión que recibe Santiago por su discapacidad.

Compromiso de que serán relocalizados

El presidente del bloque de Diputados del PAyS, solicitó -con todo el cuadro de la situación familiar documentado- al titular del   Instituto Provincial de Desarrollo Habitacional, Santiago Ros, su inmediata intervención para relocalizar a la familia, teniendo en cuenta que la precaria vivienda, está ubicada en inmediaciones del arroyo Itaembé Miní, que suele desbordarse con cada temporal y en consecuencia, provoca que esta familia pierda sus pocas pertenencias en cada inundación.

Sólo que en esta ocasión fue más grave porque estuvieron en riesgo sus vidas, considerando que la última tormenta provocó el desprendimiento de las maderas y chapas de su casa y quedaron a la intemperie y desprotegidos.
“Gestionamos ante el Iprodha una vivienda en buenas condiciones para esta familia, que vive en un lugar peligroso y con una contaminación latente, por los roedores e insectos que son atraídos al paso del agua.

Ante esta situación la familia fue socorrida por los vecinos de la zona, ya que el bebé apenas tenía unos días de vida, y la niña padece de neumonía, asma y es alérgica, por lo que estar expuesta al frío y a la humedad del lugar afecta aún más sus vías respiratorias”, señaló el legislador.

Quedaron a la deriva
Sereno destacó que la familia Merzek manifestó su necesidad de ser relocalizada a un terreno apto, e hizo hincapié en que pueden afrontar una cuota accesible que les permita tener a una vivienda en condiciones dignas.
“Confiamos en la disposición del ingeniero Ros para ayudar a resolver la urgencia de la familia , varias veces lo hizo anteriormente ante los casos extremos de problemática habitacional, y éste es uno de ellos”, afirmó Sereno.

Por ahora, y mientras puedan acceder a una vivienda, el matrimonio y sus hijes subsisten por la solidaridad de los vecinos y de los militantes sociales del Movimiento Evita que los están ayudando.