Integrantes de la Mesa por la Absolución de Victoria Aguirre movilizadas por su libertad

JUSTICIA, RECLAMO | domingo 9 de julio de 2017


El caso de Victoria Aguirre movilizó a Misiones, y el reclamo por su libertad se trasladó a la ciudad de Buenos Aires, donde hubo una marcha frente a la Casa de Misiones en CABA, con la consigna de visibilizar la lucha por la liberación de Aguirre.
La joven de 24 años está acusada de la muerte de Selene Aylén Aguirre, su hija de dos años, asesinada de un golpe en la cabeza, en enero de 2015.
La juzgan en un juicio -que se suspendió por recusación al Tribunal- junto a su ex concubino, Rolando Lovera.
Desde que se conoció el grado de perversidad de Lovera hacia Victoria y su hija, varios movimientos que se manifiestan en contra de la violencia de género, tomaron el caso como bandera de lucha, ya que la víctima expresó desde un principio que tanto ella como su pequeña eran violentadas por ese hombre.
Durante el juicio que se realizó en Oberá, el Colectivo de Mujeres Militantes de Género intensificó la movilización en la Capital del Monte, y en Posadas, tratando de darle la mayor visibilidad posible al caso, poniendo en evidencia la Justicia machista, y el comportamiento de la fiscal Stella Salguero de Alarcón, quien se mostró particularmente incisiva, en su indagatoria a Aguirre, y no tuvo el mismo comportamiento con Lovera.

Evidente imparcialidad del Tribunal
“Creo que es positivo que se haya suspendido el juicio porque eso va a permitir que el abogado defensor realice una buena estrategia, con perspectiva de género que contextualice la situación de violencia”, expresó Carolina Verón, militante feminista, integrante del Movimiento Cecilia Rodríguez.
“La imparcialidad del Tribunal era muy obvia, y ese fue el motivo de la recusación al Tribunal. Sobre todo por la imparcialidad con la que actuó la fiscal Stella Salguero, pasando por sobre los jueces, y quedó muy evidente, porque los dos están acusados por el mismo homicidio, pero la imparcialidad cayó con toda la fuerza hacia Victoria. Suponemos que es un momento para estudiar estrategias y para contextualizar toda la situación de violencia por la que pasó y está pasando Victoria Aguirre”.
Carolina, como sus compañeras de lucha, advierten que en el juicio oral y público, quedó en evidencia que ninguno de los jueces tiene perspectiva de género, y tampoco saben evaluar psicológicamente cuáles son los procesos por los que atraviesa una mujer cuando es violentada. Queremos que se ponga en manifiesto esta situación porque sentimos la necesidad que a Victoria se la juzgue en el contexto real, como dijo  la ex jueza de la Cámara Criminal y Correccional de Capital Federal, Mirta López González, integrante del Observatorio, que estuvo en Oberá como veedora del juicio, “no es posible juzgar a Victoria en virtud de hechos aislados (llevó a la niña sin vida al hospital o cuando estuvo sola con la médica dos días antes de la muerte no le dijo todo lo que estaba viviendo, por ejemplo) sin comprender el contexto de sometimiento absoluto y amenaza constante en el que se hallaba”.

“Victoria no podía salir de ese círculo violento”
Las mujeres feministas esperan que se observe toda la situación, teniendo en cuenta que “en el periodo de instrucción, la fiscal echó por tierra muchas pruebas que hoy dejarían a Victoria libre”, consideran.
“Tenemos mucha esperanza que esto termine como debería ser, con Victoria libre y Lovera preso, y si existe la posibilidad de contar con un nuevo Tribunal, posibilitará que el abogado pueda accionar con una estrategia integral, juntando las pruebas necesarias que no hubo en el periodo de instrucción, para demostrar la inocencia de Victoria.
Poder dejar en manifiesto cuáles son los hechos que hacen que una mujer no pueda salir de un círculo violento. Las preguntas fueron muy dirigidas a poner en evidencia la incapacidad de una mujer, poniéndola en el lugar del deber ser de madre, cuestionando las diferentes hipótesis de escapar que tenía, sin considerar en que ella estaba paralizada por el miedo por la perversidad de Lovera, y lo que podía llegar hacer y que finalmente hizo: le mató a su hija”, enfatizó.

Operadores judiciales sin formación en perspectiva de género
En ese sentido “queda muy obvio que la fiscal está jugando para una sola parte, lo más triste es que nosotras confiábamos en este proceso judicial; pero es evidente que a los operadores judiciales les falta una infinidad en cuanto a su formación, porque de perspectiva de género no tienen nada, mucho menos esta fiscal que no hizo las cosas que debería haber hecho en su momento, Victoria no tiene un peritaje de ADN; no se le hizo un hisopado vaginal, ningún examen de sangre a ver si estaba bajo los efectos de algún estupefaciente, ella sostiene que en ese momento se dormía, se desplomaba, y eso por ejemplo se debió constatar. Desde el momento en que quedó detenida no se hizo nada. Hay legislaciones, convenios nacionales y provinciales que contienen todas esas circunstancias por las que pasó Victoria y fueron echadas por tierra por una fiscal inoperante”, sostuvo Caro Verón, militante de género.
Todas coincidieron en que el Colectivo de Mujeres seguirá poniendo en cuerpo, acompañando a Victoria, con mucho esfuerzo, sacando tiempo a sus actividades,  sin recursos económicos, y pidiendo ayuda de los organismos estatales. “Vamos a estar todo el tiempo en la calle, movilizadas, hasta que haya justicia con Victoria libre y absuelta, y Lovera preso”, manifestó.

Carvallo fue derivado a la cárcel de Paraná

DERECHOS HUMANOS, JUSTICIA

Luis Carvallo, expolicía provincial y agente civil de inteligencia, está acusado por el secuestro y la aplicación de torturas a un detenido político durante la última dictadura cívico-militar en la Comisaría de El Brete. Había estado casi cuatro años prófugo de la justicia. En la indagatoria se negó a declarar y quedó alojado en la cárcel de Paraná. Carvallo fue… Leer más  »