Iberá es Parque Nacional, y la diversidad marina tiene mayor protección

AMBIENTE | jueves 6 de diciembre de 2018


La Cámara de Diputados de la Nación sancionó por ley la creación del Parque Nacional Iberá, en la provincia de Corrientes, y las áreas marinas protegidas Yaganes y Namuncurá – Banco Burdwood II.

El nuevo Parque Nacional tiene una superficie de 159.000 hectáreas, y suma áreas de tierras altas a las 553.000 hectáreas de esteros y humedales del contiguo Parque Provincial Iberá. De esta manera, se constituye como el mayor parque natural de Argentina con 712.800 hectáreas. El lugar cuenta con 4000 especies de flora y fauna, casi el 30% de las reconocidas en la Argentina.

Hoy es un día para celebrar. Después de muchos años de trabajo, por fin se cumple la visión de Doug [Douglas Tompkins] y el pueblo correntino de crear el Parque Nacional Iberá. Con la proclamación de este parque, unido al parque provincial vecino, el patrimonio natural y cultural del Iberá queda protegido para las futuras generaciones de correntinos y argentinos, en un atractivo turístico de nivel internacional”, expresó Sofía Heinonen, Directora Ejecutiva de CLT Argentina, la ONG que donó las tierras y lleva adelante un programa de reinserción de especies en el lugar junto a autoridades nacionales y locales al diario Infobae.

Diversidad marina protegida

Por su parte, el Congreso dio media sanción a la ley de creación de las nuevas áreas marinas protegidas Yaganes y Namuncurá – Banco Burdwood II. Estas área se enmarcan en el Sistema Nacional de Áreas Marinas Protegidas (SNAMP) establecido por Ley Nº 27.037.

Así, más de 100 mil km2 serán incorporados a la superficie marina protegida.

Etas aguas están ubicadas en la Zona Económica Exclusiva Argentina y constituyen sitios de importancia para la cría y desove de peces. Yaganes sumará a la protección marina costera cerca de 69 mil km2, mientras que Namuncurá–Banco Burdwood II abarcará más de 32 mil km2.

Las áreas promueven las economías locales más sustentables, preservan valores culturales, fortalecen relaciones internacionales y favorecen la adaptación al cambio climático (resiliencia). Además, son una herramienta vital para la investigación, la conservación de la biodiversidad y la protección de la estructura y funcionamiento de los ecosistemas.

 

Arroyo Paraíso, El Soberbio, Misiones. Foto: Silvia Jacobs.

Aguas cristalinas y en movimiento

AMBIENTE

El arroyo Paraíso o Ipané es ideal para disfrutar el verano. Nace en la Sierra de Misiones cerca de Fracrán en el departamento Guaraní y se dirige con rumbo sur hasta desembocar en el río Uruguay. Su cuenca pertenece al ecosistema de la Selva Paranaense y está protegida en gran parte por la Reserva de Biósfera Yabotí. Sus principales afluentes… Leer más  »