Funeraria quiere abrir en una zona prohibida. Su ubicación afectaría a los niños

DENUNCIA, RECLAMO | sábado 28 de abril de 2018


En el año 2016 se empezó a construir sobre la calle Félix de Azara, entre Catamarca y Entre Ríos (sin cartel), una sala velatoria, incumpliendo la ordenanza municipal, que estable la No construcción de este tipo de comercio en un radio de 300 metrosde una  escuela, pública o privada. Los vecinos del barrio presentaron los reclamos pertinentes a la municipalidad y al Concejo Deliberante para que se cumpla la ley. Al momento todo indica que, los organismos estatales buscan el beneficio económico de la empresa por sobre los derechos de los niños.

Vecinos del microcentro han venido denunciado el accionar de la empresa funeraria desde el año 2016, sin embargo la empresa sigue avanzado, a pesar de que hay una ordenanza municipal que estable No construir una sala velatoria alrededor de una escuela. El establecimiento que se toma en cuenta, para las mediciones, es el colegio Roque González, pero a esto se le suma, que en la misma cuadra que se quiere poner la sala, funciona un Jardín Maternal y un Instituto de Inglés. Que, de efectuarse, el instituto quedaría pegado al salón velatorio. En diálogo con Radio Más (FM 92.9), la responsable del instituto, la Licenciada Lilian Von Speach, junto con otros vecinos, comentó el estado del reclamo.

Lic. Von Speach, responsable del Language Center, dicta clases en el Montoya hace 25 años y es docente en la Universidad Nacional del Litoral

“Nosotros hablamos con diferentes autoridades de la municipalidad, ARQ. Bone ARQ. Ortíz ARQ. Bernal y todos nos aseguraron que eso estaba prohibido por ordenanza; también fuimos a hablar con Silvero, el encargado de las habilitaciones por parte de la municipalidad y también nos aseguró que esto era imposible porque hay una ordenanza. y estamos hablando de una sala velatoria, no de un negocio de prendas de vestir, por ejemplo”, explicó la Lic.

¿Qué dice la Ordenanza? La ordenanza II N° 14, Art. 1- inciso a): no puede habilitarse ningún salón velatorio que esté a menos de 300 metros de hospital, sanatorios, geriátricos, centro de rehabilitación, jardines de infantes y de escuelas primarias, públicas o privadas, reconocidas, por la autoridad competente, medidos en líneas rectas entre las puertas de acceso más próximas de ambos edificios, y a no menos de 250 metros de los limites exteriores de otro salón velatorio. “Nosotros estamos en contra de que se violen las ordenanzas, queremos que se respete la ley”, sentenció la Lic. Von Speach.

    

La municipalidad otorgó a la empresa fúnebre, una pre-factibilidad de habilitación. Porque la empresa presentó un relevamiento de medidas que asegura no estar dentro de los 300 metros del Colegio Roque González.

Para refutar y corroborar ese relevamiento, los vecinos contrataron al agrimensor Oscar José Camblong (Matr. 21). En cuyo informe y croquis, demuestra fehacientemente que, desde la entrada del Roque González hasta la entrada del instituto de inglés, hay una longitud de 236,03 metros de distancia, por ende, no se puede situar la sala velatoria allí. Este informe reveló que los salones tampoco pueden ser habilitadas por Catamarca “esta empresa tiene entrada por Catamarca y Félix de Azara”, remarcó Von Speach.

   

La respuesta del Estado ante este avasallamiento: Buscamos quien nos escuche

“Nosotros nos hemos sentido muy protegidos por Defensoría del Pueblo, ellos han actuado como debe ser”, actualmente el caso está en manos de Alberto Penayo, “nos sentimos muy protegidos por la Defensoría” Otra instancia fue el acercase al Concejo Deliberante de la ciudad, “el que nos escuchó fue el concejal Acuña, que nos dijo, el reclamo de ustedes es justo, tiene sentido común, vamos a presentar un proyecto de ordenanza” y así actualizarla.

El proyecto se presentó en el 2016, en esta propuesta se incluye a todo tipo de establecimiento en el que concurran menores de edad, NENIS, centros académicos, de formación cultural, artística, deportiva, etc. “Nuestro reclamo está basado en las necesidades actuales de nuestra ciudad”, aseguró la Lic.

Diciembre del 2017, los vecinos no habían recibido ningún tipo de notificación, entonces, pidieron una audiencia al Concejo.  El concejal Manuel Sánchez,presidente de la comisión de Urbanismo, fue quien los recibió, . La respuesta del funcionario fue: No hubo quórum y que tampoco hay intenciones de tocar la ordenanza, porque, así como está, está bien.

El Proyecto de Ordenanza que proponían los vecinos, fue rechazado.

“Arreglen con la empresa”

El concejal sugirió a los vecinos que lleguen a un acuerdo con la empresa, para evitar futuros conflictos con los vecinos, lo cual provocó un mayor malestar por parte de los  vecinos, “obviamente que es un pedido, totalmente anti ético. Nosotros no vamos a reunirnos con nadie para violar una norma, todos juntos. Nosotros lo que queremos es que la ordenanza se respete. Nos parece atroz, que un concejal, que nos representa, nos diga: encárguense ustedes del problema. El problema lo tiene la municipalidad. La municipalidad lo debe resolver y está buscando, a través del Concejo Deliberante, un amigo para favorecer a la empresa familiar. Eso, está mal”.

También se habló de “hacer una  excepción”, que dejaría de lado la protección de los niños, por sobre el interés económico de la empresa funeraria, “nos oponemos a que firmen una excepción; queremos que se respeten los derechos de los niños. Acá se está haciendo caso omiso a niños, ancianos, enfermos, que tienen que ser protegidos”. Las excepciones no se hacen de forma liviana, menos si hablamos de salas velatorias, porque ese es el espíritu de la ordenanza, proteger a los niños.  La funeraria atenta contra el derecho del niño a vivir en condiciones de bienestar y a un sano desarrollo integral. 

Actualmente, los vecinos siguen en lucha para frenar esta habilitación desde el Concejo Deliberante.