Fuerte caída del consumo de carne respecto a años anteriores

ECONOMIA | martes 24 de diciembre de 2019


A pesar de ser un «carnívoro», el argentino –también el misionero–  ha ido cambiando el hábito del consumo de la carne vacuna en los últimos tiempos y  se están mudando al cerdo y el pollo. Es simplemente por los precios altos de los cortes del ganado vacuno, que vienen con un espiral de suba en concordancia con el aumento constante de precios de otros productos y porque nó, también del incremento del precio del dólar. Todo está permitido en Argentina.

Algunos carniceros en Posadas afirman que en el último tiempo, de hace un año a esta parte más o menos, se ha ido reduciendo el consumo de carne en la ciudadLos domingos la gente pedía costilla, costilla y vacío, ahora pide carne picada o aguja«, afirmó el dueño de un conocido mercado ubicado en Monteagudo y Santa Catalina.

El mismo comerciante afirmó que en el último año «se ha reducido el consumo de carne vacuna en un 50%«. En esa dirección, un vendedor de carne de cerdo, afirmó que se ha incrementado la venta de carne de dicho animal de manera importante. Claro, hay una diferencia de 20 a 25 % menos el precio de la carne de cerdo.

Por su parte el pollo la viene remando siempre de abajo; es una buena carne inclusive para reducir el colesterol y los triglicéridos, pero la gente prefiere la carne de vaca. El pollo siempre está ahí, cuando cae el consumo de la vaca, el novillo o la ternera, aparece como la gran alternativa culinaria.

Un dato importante,  casi todos los carniceros de la ciudad coinciden en señalar que «no habrá variación de precios» para Año Nuevo…Entonces a brindar tranquilos esta Navidad.

Fuente: MOL