Eugenia y Rolando, un barrio sin red de agua, familias sin baño y las necesidades más básicas

RECLAMO, SOCIEDAD | jueves 26 de octubre de 2017


Terminaron las elecciones y la necesidades de los sectores vulnerables no decaen. En el barrio Santa Cecilia de Posadas faltan los servicios más elementales como agua potable, y la mayoría de las viviendas de las 300 familias del asentamiento carecen de baños instalados.
Una de ellas es Eugenia Segovia y su esposo Rolando. Hace tres años, este jubilado sufrió un Accidente Cerebrovascular (ACV), y quedó con algunas secuelas en el habla y en su movilidad; su mujer tiene que ayudarlo para caminar, llevarlo hasta el baño, levantarlo de la cama, y en esas condiciones se les dificulta mucho la vida.
Uno de los mayores problemas del matrimonio es que el agua que utilizan es de un pozo, porque hasta la vivienda no llega la red de agua potable, y como el pozo no tiene bomba, la mujer se ve obligada a utilizar y cargar baldes. “Los dos están grandes y les cuesta mucho todo, y a veces no pueden. Hace rato que padecen la falta de agua, y al no tener baño instalado adentro de la casa, a Eugenia se le hace muy difícil recorrer el pasillo llevando a su marido hasta el baño”, explicó el diputado Martín Sereno, del Partido Agrario y Social, cuando recorrió el barrio y habló con esta familia.

“Me parte el alma verlo llorar”

“Necesitamos contar con una canilla de agua corriente cerca, o una bomba para el pozo porque hay días en que yo misma no puedo levantarme, y mucho menos cargarlo a él. Tenemos nuestros hijos pero ellos viven lejos y tienen su propia familia. Mi marido ya tiene 73 años, y este ACV nos complicó la vida a todos. Me parte el alma verlo llorar a veces porque intenta hacer algo y siente que no puede. Antes del accidente era un hombre muy activo”, recuerda la mujer.

Eugenia lamenta estar en esas condiciones después de haber trabajado tanto. “Vivimos solamente de su jubilación que es poco, y además hay que pagar cuentas. También me gustaría conseguir materiales para construir un baño frente a su pieza, así es más fácil movilizarlo hasta ahí”, señala.
El legislador del PAyS se hizo eco de esa problemática, elaboró un proyecto solicitando al Poder Ejecutivo Provincial, que arbitre las medidas que regulen la tenencia de las tierras para las 300 familias del barrio Santa Cecilia, la provisión de los servicios básicos y el zanjeo.


Y por otro lado gestionó ante las autoridades del PAMI la provisión de una bomba de agua para el pozo, como pedía Eugenia Segovia, ayuda para ambos, y la asistencia de una persona que colabore en el cuidado del jubilado. 

“Al ver el estado de este abuelo y el enorme esfuerzo de su compañera, hicimos las gestiones ante el responsable del PAMI en Misiones, Rolando Rubleski,y por suerte tuvimos una respuesta afirmativa, y eso alivió bastante la vida del matrimonio. Faltan cosas todavía para el barrio en general, pero ésta era una emergencia que se pudo resolver favorablemente”, afirmó Sereno.

Nicolás y Beatriz  se capacitan y buscan trabajo
Otra de las familias que requiere ayuda en ese barrio es la de Nicolás Torres, 19 años, que junto a su mujer Beatriz sobrevive como puede, en una casa con agujeros en las paredes y que se está desarmando lentamente.

El joven busca trabajo estable porque solo consigue changas. Tiene mucha voluntad y que no se da por vencido a la hora de salir adelante junto a su familia.
“La situación está difícil, complicada, no hay trabajo, terminé mis estudios secundarios,  y cada vez que puedo hago cursos de computación y de inglés. Busco empleo pero no consigo, y en las changas tampoco pagan bien; pero con mi mujer no nos quedamos quietos. Nos rebuscamos haciendo tortas fritas y chipas que salimos a vender por la costanera y en el centro; pero necesitamos un trabajo estable”, reclama.
La casa en la que viven es muy precaria, tienen intención de mejorarla; pero carecen de recursos materiales. “Hacemos un montón de cosas; pero apenas alcanza para comer, casi nunca llegamos a fin de mes. Creo que el Gobierno debería abrir los ojos y y ayudar a la gente que quiere trabajar. Después nos quejamos de la delincuencia, de los robos, de los que recurren a las drogas; pero la solución está en el trabajo. Los que somos honestos queremos trabajar, en este país y en nuestra provincia”, indica con mucha entereza.

“A pesar de todo creemos en la política”

Nicolás ponderó que desde que viven en el Santa Cecilia, es la primera vez que un político se acerca, y se interioriza por la realidad del barrio. “Y a nosotros nos alegra la recorrida del diputado (Sereno), porque a pesar de todo confiamos en la política en función de un mejor bienestar para nuestras vidas. 

Creo que los que están en el poder y tienen posibilidades, deben dar una mano a la gente para que tengamos una Argentina más grande. Nuestro país es muy rico y tiene una historia linda. No necesitamos que vengan de afuera a darnos de comer. Esta tierra es fértil, si cada uno planta en su tierra, salen semillas, solo falta que nos den oportunidades”, manifestó el joven.

Tenencia de tierras y provisión de servicios básicos
En el proyecto presentado a la Legislatura el diputado Martín Sereno solicitó al Poder Ejecutivo Provincial, que través de los organismos que corresponden se regularice la tenencia de las tierras y los servicios básicos, entre otros temas en el barrio Santa Cecilia de Posadas.
“En la recorrida que hicimos comprobamos la precariedad de las familias asentadas en el lugar. Las casillas están divididas por pequeños pasillos de no más de un metro que se rebalsan de residuos cloacales, y cuando llueve, esta proximidad de las casillas con los pasillos, inunda a las familias y las maderas de la casas precarias se van deteriorando”, subrayó el diputado.

Familias relevadas desde hace ocho años
En el barrio viven alrededor de 300 familias, entre ellas niños, discapacitados, algunos inscriptos en el Programa Hambre Cero. Las condiciones precarizadas posibilitan la aparición de alimañas que son una amenaza para los habitantes del barrio”, destaca el proyecto.
Relata que en la entrada al Santa Cecilia hay un cartel que enuncia que según el Censo Poblacional de 2013, habitan 111 familias. Este relevamiento fue realizado por una Ordenanza municipal de coordinación del Programa de Regularización de Tierras y Provisión de Agua, a través de la Secretaría de Calidad de Vida y Dirección Municipal de Programas Sociales.
Este mismo cartel informa que el barrio se encuentra dentro del Programa de Recuperación de Espacios Públicos, y que está prohibida la ocupación de personas no incluidas en el censo de noviembre del 2013.
Esto deja claro que el Municipio de Posadas conoce las condiciones, ya que desde el 2013 tiene registradas a las familias que viven en el Santa Cecilia, y que llevan más de ocho años en esas condiciones..
El legislador hizo un llamado de atención en los argumentos de su iniciativa, teniendo en cuenta que “el derrame de agua servidas, genera una predisposición a contraer enfermedades, como ronchas, enfermedades respiratorias y ulceras, entre otras, sobre todo a los más vulnerables que son los niños y niñas, las embarazadas y los discapacitados. Estas patologías se podrían evitar si se mejoran las condiciones de hábitat de las familias”, sostuvo Sereno.

La empresa de peajes dejo de pagar a los bomberos que asistían en la ruta 12

RECLAMO

El diputado provincial del Partido Agrario y Social, Isaac Lenguaza, presentó un proyecto en la Legislatura, solicitando al Poder Ejecutivo que medie entre la empresa Caminos del Paraná, y la Federación Misionera de Bomberos Voluntarios para evitar que dejen de brindar los servicios de emergencia en la Ruta Nacional 12 desde el 1 de enero de 2018. El legislador señaló… Leer más  »