En La Plata quisieron prohibir a las mujeres ir a trabajar en pollera y top

GÉNEROS, SOCIEDAD | viernes 1 de febrero de 2019


El intendente de La Plata, Julio Garro, prohibió que las mujeres fueran a trabajar con polleras y top. La ordenanza es un velo sobre las piernas de las mujeres igual que cuando se prohibía el uso de pantalones. No importa qué se pongan o muestren las mujeres, sino cómo se las ordena. Garro tuvo que dar un paso atrás y dejar liberada la vestimenta.

No asistir con polleras que no alcancen o sobrepasen el límite de las rodillas o prendas que dejen al descubierto el abdomen. La orden era clara: no mostrar las piernas ni la panza. No mostrar. No exhibirse. No ser libres. La respuesta a las demandas de igualdad laboral y de trabajos libres de violencia sexual no se hicieron esperar: no provoquen si no quieren ser acosadas. Porque –cuando no– la culpa no es del machismo, sino de las polleritas cortas.

El intendente de La Plata, Julio Garro (Cambiemos), dio marcha atrás cuando la medida tuvo un efecto negativo en las redes sociales y alegó que “tenía una redacción desacertada”. El secretario de Coordinación de La Plata, Oscar Negrelli, argumentó que el texto que se difundió fue firmado por un secretario y no por el intendente Garro y justificó que se había redactado hace más de un año, en mayo del 2018, en paritarias con los gremios. Negrelli explicitó: “Esto fue una circular interna, en un área determinada, si bien buscamos que los empleados se vistan acordes al empleo y la atención al público y no en bermudas o con camisetas de fútbol, no hay una norma del intendente o de la Secretaría de Coordinación en la que cual se estipule un largo de pollera o algo que se le parezca”.

Los ejemplos que dio fueron todos masculinos. Y si bien exigir corbata o pantalones largos también tiene que ver con mandatos de género sobre los hombres (ser acotados en sus sentimientos con el nudo en el cuello como símbolo de sobriedad emocional y seriedad y los pantalones largos como mito del paso de la infancia a la adultez) la camiseta de fútbol no porque sería para respetar las diferencias y esquivar el conflicto. Pero los mandatos sobre la ropa de mujeres o trans tiene que ver con culpabilizar a las portadoras de cuerpos feminizados de las violencias que pueden recibir y no a quienes las acosan o incomodan.

La circular volvió a foja cero, pero estuvo firmada por el Secretario de Convivencia y Control Ciudadano de La Plata, Roberto Di Grazia e implicaba que una minifalda podía llevar a un ausente (y por lo tanto a perder una parte del salario por presentismo). La moral que culpabiliza a las mujeres siempre se mete con su libertad. Y su bolsillo. La concejala de Unidad Ciudadana Victoria Tolosa Paz ligó la difusión de la circular con que Garro tuvo que remover de su cargo al presidente del Concejo Deliberante por denuncias de abuso y maltrato. “En medio del escándalo de (Fernando) Ponce en La Plata lanzan esa solicitud de la vestimenta, Garro está queriendo decir que lo que pasó en el Concejo Deliberante fue culpa de la vestimenta de las mujeres”, afirmó Tolosa en una entrevista con Radio 10.

Fuente: Página 12

#19F: Gran convocatoria nacional por la despenalización del aborto

ABORTO, ARGENTINA, DERECHOS, GÉNEROS, RECLAMO, SOCIEDAD

Con una concentración frente al Congreso de la Nación y en las principales plazas de todo el país miles de personas levantaron a las 19 sus pañuelos verdes para reclamar a los diputados y senadores que vuelva a tratarse la Ley de Interrupción Legal del Embarazo, que en 2018 fue rechazada en el Senado. También hubo acciones en Barcelona (España), Florianópolis… Leer más  »