En Argentina el trasplante aumentó un 12%

NACIONALES, SALUD, SALUD PÚBLICA, SOCIEDAD | miércoles 30 de mayo de 2018


Sin embargo, algo más de 7.800 pacientes se encuentran en lista de espera para recibir obtener un órgano, de los cuales 250 son niños y adolescentes, según se informó en el marco del Día Nacional de la Donación de Órganos que se conmemora este miércoles.

“Es necesario redoblar esfuerzos para generar aún mayor conciencia respecto a tener una actitud proclive a la donación” remarcó el presidente de la Sociedad Argentina de Trasplantes, Carlos Díaz.

En la Argentina se ha alcanzado, en el 2017 el número más alto de trasplantes ya que los registros del INCUCAI muestran que en el año 2016 se realizaron 1.694 trasplantes, en tanto que esta cifra ascendió a 1.892 el año pasado, indicó la Sociedad Argentina de Trasplantes (SAT).

Sin embargo, unas 3.000 personas aguardan un trasplante de córneas, y otras tantas un trasplante de tejidos.

“Estas cifras demuestran que la deuda con nuestros pacientes es alta y es necesario redoblar esfuerzos para generar aún mayor conciencia respecto a tener una actitud proclive a la donación” remarcó el presidente de SAT, Carlos Díaz.

Desde la SAT destacaron que generar acciones que contribuyan a dar una mejor y mayor información a la ciudadanía tendrán un efecto positivo en pos de la donación.

Pero esta mayor conciencia por la donación y el trasplante debe ser extensiva a la comunidad médica en primera instancia, a los decisores en el sistema de salud y a nuestros representantes.

Las enfermedades crónicas dominan el escenario de los problemas de salud de las sociedades actuales, con altísimos costos para las mismas y pobres resultados en términos de supervivencia y calidad de vida.

La enfermedad renal crónica, por ejemplo, afecta a un 10% de la población y si bien solo menos del 1% requerirá reemplazar la función renal por diálisis o trasplante, diálisis representa uno de los presupuestos más abultados de cualquier administración de salud pública.

Un trasplante renal no solo implica expectativas de vida claramente superiores, también insume menos de la mitad de los recursos.

De las personas en lista de espera, casi un 80 por ciento, 6.133 pacientes, necesitan un riñón.

Asimismo 1.268 aguardan un hígado, 199 un pulmón, 126 un corazón. Unos 156 pacientes requieren un trasplante de renopáncreas, 19 un trasplante hepatorenal, 10 de intestino, 6 cardiopulmonar, 11 de páncreas y 1 hepatointestinal.

De los 1.892 trasplantes efectivizados en 2017, 1.482 fueron concretados a través de donantes cadavéricos, y 410 con donantes vivos. Asimismo 1077 pacientes accedieron a un trasplante de córneas, según datos brindados por el Instituto Nacional Central Único Coordinador de Ablación e Implante, INCUCAI.

El 2 por ciento por ciento de los pacientes en lista de espera son pediátricos, en su gran mayoría de tiene entre 10 y 17 años.

En ellos, el acceso a un trasplante tiene un impacto aún mayor en sus expectativas y calidad de vida.

“El total de los trasplantes concretados en nuestro país se realizaron, y se realizan, por medio de un sistema de asignación equitativo y transparente, bajo estrictas medidas de seguridad, idoneidad y control, en más de 300 centros sanitarios, públicos y privados, ubicados a lo largo de nuestro territorio”, destacó Díaz.

Esto es posible gracias a que Argentina cuenta con una ley pionera en la materia; un organismo rector -INCUCAI- que articula los procesos de donación y ejerce el control de todo aquello que hace a los programas de procuración y trasplante; además de un registro único y accesible que brinda trazabilidad.

Estos valores han sido recientemente distinguidos por la Organización Panamericana de Salud, y la Organización Mundial de la Salud.

El 30 de mayo se conmemora el Día Nacional de la Donación de Órganos y Tejidos, fecha en la cual se recuerda el nacimiento del hijo de la primera paciente que dio a luz después de haber recibido un trasplante hepático en un hospital público de nuestro país en 1997.

 Agencia de Noticias NA