El poder adquisitivo de los jubilados perdió 12% en un año

ECONOMIA | martes 14 de mayo de 2019


En promedio las jubilaciones perdieron 11,5% de poder adquisitivo entre diciembre de 2017 y el mismo mes de 2018, mientras que si para el cálculo se utiliza la evolución de precios de la Canasta Básica Alimentaria ( CBA), entonces la pérdida de poder adquisitivo asciende a 14,6 por ciento.

Así lo asegura un informe del Centro de Economía Política Argentina ( CEPA) titulado «Perdedores del modelo Análisis del poder adquisitivo de las jubilaciones en 2018 y 2019», que señala que el promedio de pérdida de poder adquisitivo de todos los deciles, que compara los haberes medios por decil de ingreso en diciembre de 2018 respecto de diciembre de 2017, indica que los ingresos aumentaron solo 31%, contra una inflación de 47,6% y un aumento de precios en la CBA de 53 por ciento.

Del mismo cuadro surge que los primeros cinco deciles de ingresos pierden 12,9% contra el Indice de Precios al Consumidor (IPC), es decir, un punto y medio por encima del promedio de 11,5 por ciento. En cambio, los ingresos de los siguientes cinco deciles (del 6 al 10) pierden contra la inflación “solo” 11%, es decir, 0,5 puntos por debajo del promedio.

Según el estudio del CEPA, si se realiza el mismo análisis en relación con la variación de precios de alimentos incluidos en la canasta básica ( CBA), entonces los primeros cinco deciles de ingresos pierden 16,0%, mientras que los ingresos de los siguientes cinco deciles (del 6 al 10) pierden “solo” 14,1 por ciento.

El estudio indica asimismo que la movilidad para la jubilación en marzo de 2019 alcanza 11,83%, mientras que según el mismo cálculo, la actualización jubilatoria en junio llega a 10,74 por ciento. Dado que los datos de marzo coinciden con los valores inflacionarios del primer trimestre de 2019, que alcanzó 11,83%, esto da por tierra con las afirmaciones del Gobierno nacional sobre la recuperación del poder adquisitivo de las jubilaciones en este periodo.

Como mencionó CEPA en informes anteriores, la recuperación del poder adquisitivo dependía de la reducción de la inflación, algo que evidentemente y a pesar de los anuncios oficiales, no se produjo.

Es más, son los salarios los que varían muy por debajo de la inflación. Si la movilidad se hubiese actualizado por inflación exclusivamente, las movilidades hubiesen alcanzado 14,11% y 11,51% en marzo y junio respectivamente. En definitiva, en el semestre, la inclusión del RIPTE en la fórmula hizo perder a los jubilados $1.584 en los seis meses de vigencia.

Es decir, la “fórmula Pichetto”, que incluyó la variación salarial, perjudicó a los jubilados en casi 3,5 puntos. Como mencionamos en otras oportunidades, esto debió haberse subsanado indicando que se utilizaría el mayor de los valores entre la fórmula prevista o la inflación.

Si se compara la evolución de las dos fórmulas de movilidad, en aproximadamente un año y medio, la fórmula actual hizo perder $8.925 a los jubilados de la mínima, es decir, casi un mes de jubilación. El informe señala por otra parte que si se analiza el impacto fiscal de la medida en el trascurso de 2018, el cambio de movilidad significó una reducción de las jubilaciones, salario familiar, AUH y PNC de cerca de $55 mil millones.

Caen las reservas del BCRA: se fue el 90% del préstamo del FMI

ECONOMIA

El Gobierno ya consumió el 90% del último desembolso del Fondo Monetario Internacional (FMI), equivalente a u$s10 mil millones en un contexto en el cual el Riesgo País continúa cómodo por arriba de los 900 puntos básicos, según un informe privado. El estudio elaborado por el Centro de Economía Política Argentina (CEPA) consideró que en las últimas jornadas la noticia… Leer más  »