El PAyS propone un sendero exclusivo para los guaraníes en Moconá

AMBIENTE, POLÍTICA | lunes 12 de septiembre de 2016


Generó un áspero y extenso debate en la Cámara de Representantes de Misiones, la presentación del Proyecto de Ley del Bloque de Diputados del Partido Agrario y Social -que tuvo preferencia- sobre la apertura de un camino en el Lote 8 de la Reserva Natural Yabotí.

El presidente del Bloque del PAyS, Héctor Bárbaro, junto al diputado Martín Sereno, solicita en la futura norma que se autorice al Gobierno de la provincia, la apertura de un sendero de comunicación y acceso dentro del Parque Provincial Moconá, de “uso exclusivo” para las comunidades mbya guaraní, asentadas en el Lote 8 de la Reserva de Biósfera Yabotí, departamento de San Pedro, que permita la conectividad de las aldeas con la Ruta Provincial Costera 2, sin restricciones de horarios.
La vía de acceso que será construida o viabilizada considerando senderos existentes por dentro del Parque Provincial Moconá, no podrá superar los tres metros de ancho, y su traza podrá planificarse en tanto no afecte ni requiera el retiro y reubicación de árboles nativos ni especies protegidas y declaradas monumentos naturales en varias leyes.

Prohibición para transportes livianos y pesados

El Ministerio de Ecología de la Provincia en convenio con la Universidad Nacional de Misiones, deberá realizar un inventario identificando e individualizando cada una de las especies, su número y ubicación según punto de GPS en un radio no menor de los 10 metros dentro y a cada uno de los lados de la futura traza. Dicho inventario deberá ser presentado a la Legislatura Provincial para su control, verificación y autorización, previo al inicio de los trabajos.
En los fundamentos de la iniciativa se destaca que queda prohibido el tránsito por dicha vía de acceso para los transportes de carga liviana y pesada, vehículos de uso particular que no transporten a los habitantes de las aldeas, y cualquier otro destinado al transporte de pasajeros, a los fines del desarrollo de cualquier actividad turística-económica realizada por emprendimientos externos a las comunidades mbya. Se exceptúa a ambulancias, móviles policiales, y bomberos.

“No estamos en contra de que se haga un sendero para los mbya”
El diputado Bárbaro que participó de la audiencia pública, y que junto a sus pares de bloque, Martín Sereno y Myriam Duarte, dedica parte de su trabajo legislativo a las comunidades mbya guaraní, sostuvo que “es importante que quede claro que desde el PAyS no estamos en contra de que se haga el camino de acceso para los guaraníes, si estamos en contra del negocio turístico, porque vemos es que más allá del interés en que los mbya tengan un camino por donde entrar y salir, hay un evidente interés económico”.

Agregó: “Creemos que lo ideal es hacer el sendero por afuera del Parque; pero nuestra postura intermedia -y así lo expresamos en el Proyecto de Ley- es que si el Ministerio de Ecología insiste con la decisión de abrir un camino por adentro del Parque; desde nuestro bloque pedimos que el sendero que se haga esté destinado exclusivamente para que transiten los mbya guaraní radicados en la reserva”, dijo el legislador.

 

Tres posturas que hablan de cada bloque 

En la discusión en el Parlamento, los bloques plantearon sus miradas respecto al tema del la construcción del camino. “Si el punto central es que los guaraníes necesitan el camino que atraviese el Parque, en la Cámara de Diputados hay tres posturas muy claras: la propuesta del PAyS es hacer un sendero con el mínimo impacto y que haya un móvil a disposición de los mbya para que puedan transitar.

La postura de los radicales de Cambiemos es que no quieren hacer el camino porque se atienen a la fría letra de la Ley que especifica que hacer un camino adentro del Lote 8 tendrá un gran impacto ambiental, y la postura de la Renovación es que aprovechando que los guaraníes necesitan el camino, dicen estar de acuerdo “respetando su decisión”, pero en realidad con esa excusa protegen y avalan un negocio multimillonario de un grupo de empresarios”, destacó el diputado Sereno.

 

“Félix Díaz no vino cuando murieron niños guaraníes”
El diputado también se refirió a la presencia del dirigente quom de Formosa, Félix Díaz en la audiencia pública realizada en Aristóbulo del Valle. “No lo vimos a Félix Díaz en Misiones cuando murieron niños guaraníes como consecuencia de desnutrición, tampoco vino sufrieron atropellos, o cuando denunciamos que no tienen agua, ni luz, y problemas de salud, y casas precarias. No vino a zapatear cuando un grupo de funcionarios se robaron millones de pesos destinados a los hermanos guaraníes; pero decide venir ahora para hacer lobby para construir un lodge en la Reserva, favoreciendo a una inversión turística multimillonaria. Félix Díaz no representa a los pueblos originarios de Misiones, y acá hay que tener claro que los guaraníes quieren el camino no el lodge; pero no sé si esa es la misma postura de Díaz”, advirtió Sereno.

 

Buscar una solución a la demanda de los guaraníes
Entre los fundamentos del Proyecto, Cacho Bárbaro, destaca que la propuesta surge ante la necesidad de buscar una pronta solución a las demandas de vías de comunicación que presentan las comunidades mbya que habitan actualmente en la zona sureste de la Reserva de Biósfera Yaboty (Tekoá Ymá, Kapi’í Ivaté, Itaó Mirí), las que facilitarían el acceso a derechos básicos y otros servicios sociales esenciales que hacen a una mejor calidad de vida de dichas comunidades.

En torno a esta necesidad legítima que fue planteada por las mencionadas comunidades, se configura una serie de controversias en la que confluyen distintos actores con intereses en el territorio. El Lote 8 de la Reserva de Biósfera Yabotí, entonces, se fue constituyendo como un espacio en disputa y atravesado por un creciente conflicto que polarizó las opiniones a favor y en contra en torno a la posibilidad de la construcción de un camino en una zona de alta biodiversidad y que está protegida por la legislación ambiental de alcance nacional y provincial.

 

Guardaparques: Conciliar derechos con principios de conservación

Bárbaro también remarcó que en resguardo del derecho colectivo, como es el disfrute a un ambiente sano, los guardaparques organizados en la Asociación de Guardaparques de Misiones, intervinieron en la discusión para conciliar los derechos de las comunidades, con los criterios y principios de conservación y protección ambiental. “Por ello elaboraron un proyecto alternativo para la habilitación inmediata de un camino integrador. Dicha propuesta se basa en la utilización de un camino forestal de seis kilómetros de longitud, que uniría la ruta terrada que pasa por Puente López y el acceso asfaltado a Moconá (y que en la actualidad se suele ocupar para actividades de turismo aventura)”.

Este camino permitiría acortar en 12 km aproximadamente la distancia que tienen que recorrer actualmente las comunidades para acceder a la ruta asfaltada. Tras poner en discusión el proyecto, no obtuvo consenso por parte de los demás sectores y fue desestimado por las autoridades del Ministerio de Ecología.
“No hay que las comunidades mbya guaraní que están en la zona, sufrieron en los últimos años un fuerte deterioro de su ambiente natural, por la extracción forestal que realizó la Empresa Moconá SA y que provocó que su sustento alimentario tradicional fue muy comprometido. Por eso repudiamos todo intento de manipulación, y abogamos por la construcción de un camino de bajo impacto pero de uso exclusivo por parte de las comunidades.
Y si el Gobierno decide avanzar con el camino dentro del Parque Provincial Moconá, proponemos que sea de uso exclusivo para las familias de las tres comunidades mbya, prohibiéndose expresamente su uso por y para otros fines que no sean la atención de las necesidades de dichas aldeas”, reiteró.

 

Foto ilustrativa.

Multa millonaria por desmonte de casi 300 hectáreas de Selva

AMBIENTE

El Ministerio de Ecología de Misiones aplicó una multa de casi cuatro millones de pesos al propietario de dos parcelas que fueron desmontadas en forma ilegal entre 2017 y 2018 y que juntas totalizan 288 hectáreas, en los municipios de San Vicente y Bernardo de Irigoyen. El infractor además deberá plantar nuevamente árboles nativos en la superficie desmontada, para lo… Leer más  »