El Pays ayuda a familia de la comunidad Mbyá de Puerto Libertad

MARTIN SERENO, PARTIDO AGRARIO Y SOCIAL, POLÍTICA | lunes 14 de mayo de 2018


Como en muchas comunidades mbya guaraní de la provincia, en Guapo’y, ubicada en Puerto Libertad, la situación para las familias es desfavorable. Es el caso de Elías Sayas, de 19 años, que junto con su esposa Renata (18) son padres de Rita, que nació de cinco meses, con una salud muy frágil. Al mes fue operada del corazón, y se recupera lentamente con la ayuda de su familia que tiene una fortaleza admirable.

En diciembre del 2017, los jóvenes padres se contactaron con militantes del Partido Agrario y Social de la zona, preocupados por la salud de la niña, a los pocos días el diputado Martín Sereno estuvo en la aldea, y Elías y Renata le manifestaron su inquietud por las precarias condiciones de hábitat en que están, y por recomendaciones médicas, necesitaban una vivienda adecuada. La nena ya tiene un año y seis meses y todo ese tiempo esperaron una respuesta del Estado municipal y provincial. El joven matrimonio también reclama que hay inconvenientes en la ambulancia que debería trasladar a la beba al hospital para que le realicen controles mensuales.

Rita ya tiene casa y baño en condiciones

El legislador del Partido Agrario y Social inició gestiones para ayudar a la familia a solucionar el problema de la vivienda, y logró que el Instituto Provincial de Desarrollo Habitacional (Iprodha) donara una parte de los materiales, con otros insumos colaboró el PAyS, y sus militantes, junto con los del Movimiento Evita y la CTEP ayudaron con la mano de obra, y hoy Rita ya tiene su casa con un baño instalado.

“Estamos muy contentos al ver la alegría de Renata, Elías y su hija Rita; hace unos meses estuvimos nuevamente con ellos en la aldea Guapo’y, y escuchamos la preocupación de los padres de esta niña que nació cincomesina y con problemas cardíacos y necesitaba una vivienda de manera urgente. Hoy podemos mostrar orgullosos el fruto del trabajo en equipo, y el compromiso militante para llevar soluciones concretas”, destacó el diputado Sereno.

Anunció que terminaron la vivienda y el baño instalado y ahora para Rita, Renata y Ellas ya tienen un hábitat digno. “El grupo de trabajo de Puerto Libertad, con Juan Pablo Britez a la cabeza, le puso garra y manos a la obra durante un mes para lograr este resultado. Seguimos trabajando por la dignidad de nuestro pueblo, y no nos detenemos, y menos ahora en estos tiempos de crisis, desempleo y necesidades, sobre todo para los sectores más vulnerables en Misiones”, indicó.

Alegría y agradecimiento

Elías Sayas, que también ayudó en la construcción, agradeció a todos los que posibilitaron que cuente con una vivienda en su comunidad. “Estábamos muy preocupados porque el consejo de los médicos era que nuestra hija viva en una casa en condiciones habitables, con un piso que no sea de tierra, con un techo que no llueva, un buen baño, electricidad para conservar los remedios y la leche en la heladera”, dijo.

Hasta ahora el matrimonio vivía unos meses en la casa de sus suegros, o a veces alquilaba una habitación en la zona urbana, “pero siempre padeciendo y reclamando los traslados para mi hija, y como no los resuelven nos movilizamos en colectivo. Sentimos una gran desatención del municipio como de la provincia. Por eso es tan importante que haya políticos que se ocupen de nuestras necesidades. Le planteamos al diputado del PAyS y unas semanas después nos avisó que consiguió los materiales para construir lo que ahora ya es una realidad “, dijo conmovido.

Elías Saya con su mujer Renata y su pequeña hija, Rita.

Chicos guaraníes con discapacidades

Otra preocupación que le transmitieron al legislador en Guapo’y, es la situación de Salustiano Benítez, de 43 años, que vive con su mujer, Isabel y varios hijos, dos de ellos con discapacidades. Poseen el Certificado Único de Discapacidad, y hacen el mismo reclamo que la familia Sayas: falta de atención médica, de controles. Necesitan la provisión de manera permanente de la leche especial que deberían tomar los chicos.

“Tengo dos hijos discapacitados, ellos necesitan un seguimiento especial de los médicos. Al más chico, Enrique, hace un año le hicieron los primeros controles en Posadas, los médicos tenían que seguir con eso, y hasta ahora no lo llevaron más. Nos dijeron que le iban a conseguir un carrito de tres ruedas para que pueda estar erguido; y aún no se resolvió. Él tiene retraso madurativo, problemas motrices; pero con esos elementos podría moverse mejor. Pero hasta ahora mis hijos están olvidados por Salud Pública”, lamentó Benítez.

El otro niño con discapacidad es Axel; de un año y seis meses, no puede manejarse solo y requiere tratamiento, además de la leche especial todos los meses.

“Los médicos de Posadas nos explicaron que él puede digerir bien los alimentos; pero si le damos otra leche, se le complica, tiene problemas intestinales; padece retraso madurativo y convulsiona, toma un medicamento especial cada doce horas, sin eso no puede estar.

Ese remedio me entrega en el Hospital de Eldorado, y tengo que ir a buscar allá. El otro gran problema es el traslado, los médicos tienen que controlarlos y cuesta conseguir turnos y una vez que los tenemos, necesitamos un móvil para llevarlos”.

Ausencia del Programa de Salud Indígena

En el Ministerio de Salud Pública funciona el Programa de Salud de Pueblos Indígenas, que debería ocuparse de los problemas de salud de las comunidades mbya guaraní registradas en Misiones. En la Zona Norte hay tres vehículos, y con ellos podrían trasladar a los chicos para sus controles. “Se comprometen y después no cumplen, y encima salen a decir públicamente que nos ayudan a los guaraníes. El estado de nuestros hijos demuestra que lamentablemente eso no ocurre. No hay un verdadero relevamiento en las aldeas”, denuncian.

Benítez coincidió con la familia Sayas en cuanto a la discriminación que sienten por parte del Estado. “No tenemos otro ingreso más que el aporte de la Asignación Universal por Hijo; el Iprodha debería garantizar la vivienda, el agua, la luz, eso es fundamental. Estamos pidiendo que respeten nuestro derecho al agua potable y la luz eléctrica para que los chicos puedan estar bien”.

Reiteraron la queja de abandono, e invitaron a las autoridades a que se acerquen a comprobar las carencias en la comunidad Guapo’y, de Puerto Libertad.

El Movimiento Evita responde con Huertas, talleres y merenderos para enfrentar la crisis

MARTIN SERENO, PARTIDO AGRARIO Y SOCIAL

En toda la provincia, las organizaciones sociales buscan paliar la crisis económica y social que sufren especialmente los sectores más vulnerables, implementando huertas comunitarias, entre otras actividades, algunas como complemento de comedores y merenderos, y otras para consumo familiar y para la venta. En Apóstoles, en los barrios Chesny, Estación, San Martín, 200 Viviendas, 9 de Julio, San José y… Leer más  »