El PAMI buscará ahorrar en medicamentos oncológicos

SALUD, SOCIEDAD | sábado 21 de julio de 2018


El PAMI buscará ahorrar $1.450 millones en los medicamentos oncológicos. Se trata de 36 drogas de alto costo para aquellos pacientes que sufren cáncer de mama, colon o próstata.

Son 79 mil los pacientes oncológicos en todo el país que mes a mes le envían sus recetas al PAMI para obtener así la medicación necesaria para llevar a cabo el tratamiento. Para la obra social de jubilados y pensionados, de personas mayores de 70 años sin jubilación y de ex combatientes de Malvinas que opera en Argentina, son miles los millones de pesos que se destinan para comprar estos medicamentos que los pacientes obtienen sin cargo.

El pasado 2 de julio, la entidad estatal, junto con el Ministerio de Salud, IOMA y la Superintendencia de Servicios de Salud, realizó una compra conjunta de Factor VIII, utilizado para el tratamiento de la hemofilia tipo A, a través de una licitación pública que sirvió para darle inicio a un mecanismo que precisa de transparencia y eficiencia, y en donde se les pagará a los laboratorios designados el precio real por cada medicamento.

Fuentes oficiales del PAMI le aseguraron a que harán lo mismo con 23 medicamentos oncológicos de alto costo, los cuales representan el 43% del gasto en ese tipo de medicamentos que el organismo destina mes a mes. “Descubrimos que se pagaban precios muy altos por medicamentos que nunca habían cumplido un proceso de licitación. Pagábamos cerca de $2.200 millones y con la licitación ahorraríamos cerca de $1.450 millones. Nos sentamos junto a 23 laboratorios y elegiremos quiénes comercializarán estos medicamentos, vitales para los pacientes que conviven con un cáncer de mama, de colon o de próstata”, dijeron desde el PAMI.

Esta licitación incluye a laboratorios nacionales (en su mayoría) e internacionales. “Es más fácil lidiar con los de afuera porque están acostumbrados a competir”, informaron desde el organismo. También aseguraron: “Muchas veces se gastan millones de pesos por medicamentos que no les hacen nada a los pacientes y a los pocos meses se terminan muriendo. Es indispensable que, además de abaratar los costos, auditemos que cada medicamento sea el indicado”.

Esta será la primera licitación oncológica, en donde se aguardan los resultados dentro de los próximos 60 días. Los mismos se publicarán en el sitio web del PAMI. Luego, otras 36 drogas de alto costo correrán la misma suerte. Aquí, al igual que lo realizado para el tratamiento de la hemofilia, se buscará hacerlo de manera conjunta con el Ministerio de Salud de la Nación, el de la Provincia de Buenos Aires y el de la Ciudad. La obra social de CABA, el Gobierno de Santa Fe, el IOMA y la obra social de las Fuerzas Armadas también se sentarán a la mesa.

“Argentina tiene medicamentos muy caros, debido a que un grupo de laboratorios tomó el dominio del mercado y lo maneja a su gusto. Si bien este ahorro no significará ningún descuento para quienes los requieren (son gratis), sí se podrá utilizar ese dinero para repartir más bolsones de alimentos (actualmente se entregan 600 mil) o realizar más programas sociales e inclusivos para los jubilados”, sostuvieron.

Respecto a la primera licitación oncológica, se escogerán tres marcas por droga. La primera deberá completar el stock requerido y respetar el precio acordado. En caso de no hacerlo, habrá una segunda y tercera opción para garantizar que a los pacientes no se les interrumpa el tratamiento.

“El PAMI consume, al año, el 40% de los medicamentos que se comercializan en Argentina. Un adulto, con una obra social privada, utiliza -en promedio- seis o siete recetas al año. Un afiliado al PAMI requiere 25. En los de alto costo (como los oncológicos), también buscaremos que a las 72 o 96 horas después de presentar la receta, el paciente tenga sus medicamentos en la farmacia de su barrio”, concluyeron desde la entidad.

Fuente: Infobae