El INYM donó a Salud Pública equipamiento para analizar componentes del alimento

SALUD | miércoles 17 de enero de 2018


El Instituto Nacional de la Yerba Mate (INYM) donó hoy (17 de enero de 2018) al Ministerio de Salud Pública de Misiones equipamiento de avanzada para realizar análisis de fibra bruta en muestras de yerba mate, o dicho de otra forma: para identificar hoja y palo en el polvo del producto alimenticio.

 

“Este es un paso muy importante porque vamos camino a brindar mayor confiabilidad en el producto que consumimos, y entonces hablamos también de calidad”, sostuvo el ingeniero Alberto Re, presidente del INYM, quien formalmente entregó el equipamiento al ministro de Salud Pública, Walter Villalba, oportunidad en que se valoró el trabajo en conjunto entre distintas instituciones públicas.

 

“Tenemos un equipo técnico con calidad académica y científica” abocado al análisis de alimentos en el Ministerio de Salud Pública, destacó Villalba, tras ponderar la entrega de la herramienta que permitirá afianzar ese trabajo. “El INYM nos llena de orgullo –continuó- y este evento nos marca un camino de responsabilidad y la acción permanente”.

 

El equipamiento entregado incluye un extractor de fibra cruda con capacidad de realizar 6 análisis en forma simultánea en un tiempo de 8 horas, eficientizando notablemente el trabajo, ya que con las herramientas hasta hoy disponibles sólo era factible un estudio diario; y se completa con un vibrador tamizador de 7 juegos zarandas.

 

“Contamos ahora con una herramienta que, complementado a mejoras que impulsamos en el Código Alimentario Argentino, nos dará mayor transparencia y seguridad de que estamos ofreciendo un producto natural de excelencia”, enfatizó  Re. “Hasta hace poco, no podíamos determinar la cantidad de palo que contiene el polvo de la yerba; bueno, ahora sí, y además podemos contar con más de un estudio diario, brindando eficiencia en este ámbito”, agregó.

 

Confiabilidad

 

Desde la puesta en marcha del convenio rubricado en el año 2006, el INYM y el Ministerio de Salud Pública de Misiones, como autoridad de aplicación de las normas bromatológicas, llevan adelante una serie de tareas orientadas al fortalecimiento y mejora en diversos sectores de la actividad yerbatera. Entre las actividades se destacan las de fiscalización y laboratorio, dándole perfiles diferenciales acordados conjuntamente, como el caso del mejoramiento del mecanismo de registros con la incorporación de la obligatoriedad de presentación de manuales de buenas prácticas de manufactura (BPM) por parte de los establecimientos yerbateros; y se suman estudios de laboratorio y la incorporación  al Código Alimentario Argentino de nuevos productos como el caso de la “yerba mate para tereré” y “yerba con bajo contenido de polvo”, y de un mejor método para el control de componentes en yerba mate elaborada.

 

La incorporación al Código Alimentario Argentino del método de análisis de fibra cruda para determinar los componentes en yerba mate elaborada es un cambio solicitado por el INYM con el acompañamiento de los Gobiernos de Misiones y Corrientes, y cuyo cumplimiento debe ser corroborado por las áreas de Bromatología de cada provincia.

 

La propuesta se plasmaría en norma próximamente, por cuanto ha superado todos los pasos establecidos. “Fue aprobada por unanimidad por los más de 20 representantes provinciales de las áreas de salud y producción en la Comisión Nacional de Alimentos; superó la instancia de consulta pública y de la CONASE (órgano de consulta obligatoria de carácter no vinculante de la CONAL). Resta el trámite administrativo para su posterior publicación en el Boletín Oficial de la Nación”, explicó RE.

 

Así, se modificaría los incisos 2.1 y 2.2 del artículo 1194 del capítulo XV del Código Alimentario Argentino, incorporando el método de fibra cruda para determinar qué cantidad de palo se encuentra en la fracción que pasa por el tamiz n° 40, de acuerdo a la norma IRAM 20511, con el fin de mejorar la genuinidad y calidad del producto.

 

Tal como lo detalló oportunamente el ingeniero agrónomo Raúl Escalada, del área técnica del INYM, “el porcentaje de palo en la yerba mate está normatizado por el Código Alimentario Argentino, donde dice claramente que la yerba está tiene  componentes fundamentalmente: la hoja, que tiene que tener un mínimo de 65 por ciento, y palo que debe alcanzar un máximo de 35 por ciento. Pero hay un tercer componente que no está descrito en el Código Alimentario: el polvo, que es producto de la fricción de la molienda que se genera. Ese polvo hoy día es considerado hoja molida en su totalidad, y sabemos que puede no darse esa situación, que ese polvo puede estar compuesto por hojas pero también por palo molido”, razón por la cual se impulsa el análisis de fibra cruda.

 

 

 

Se aprobó la ley para la prevención y tratamiento de trastornos del espectro autista

LEGISLATIVAS, MUNDO LEGISLATIVO, SALUD

Se aprobó una ley que apunta a garantizar el diagnóstico precoz, tratamiento, inclusión social y protección integral de las personas con Trastornos del Espectro Autista (TEA); y brindar los instrumentos necesarios en los ámbitos de la salud (incluyendo las terapias complementarias) y la educación para promover el autovalimiento de las personas afectadas y su integración en la comunidad. La norma,… Leer más  »