El diputado Sereno impulsa una ley para aumentar la licencia por maternidad y adopción

DERECHOS | martes 16 de mayo de 2017


El Bloque de Diputados del Partido Agrario y Social, a través de un Proyecto de Ley, pide crear un nuevo Régimen de Licencia por Maternidad o por adopción para trabajadoras y trabajadores en el ámbito privado y en de la Administración Pública de Misiones.

La iniciativa, cuya autoría es del diputado Martín Sereno, acompañado por su par, Héctor Bárbaro, busca promover una  mejor conciliación  de  las responsabilidades laborales  y familiares de las y los trabajadores, así como la eliminación  de  las  desigualdades  vigentes  respecto  a  las licencias por   nacimiento   y   adopción   que   persisten   en   la legislación  laboral  según  el  régimen  de  contratación  de él  o  la trabajadora; el   derecho   de   todo   niño   o   niña   a   ser   cuidado   por   sus progenitores/as durante su primera infancia, y el  derecho  de los  padres  y  madres trabajadoras  a  poder  contar con un tiempo propio destinado al cuidado de sus hijas e hijos en los primeros meses de vida.

Así como la inserción y permanencia de las mujeres en edad reproductiva en el mercado laboral, reconocer y respetar a las  parejas del mismo sexo, desde la   no  discriminación   en   el   ámbito   laboral   por   razones   de orientación sexual o identidad de género, y posibilitar una distribución  más  equitativa  de  las  tareas  domésticas,  y  de cuidado entre varones, mujeres e identidades sexuales diversas.

Ampliar los días de las licencias y permisos por lactancia
El Proyecto de Ley que se tratará este martes en la Comisión de Trabajo y Régimen del Empleado Público, de la Legislatura, especifica que la licencia por maternidad no afectará el presentismo y será con goce total de haberes; las trabajadoras y los trabajadores gozarán, cuando corresponda de las licencias, quedando prohibido el trabajo durante los tiempos determinados:

Mientras que en la licencia por adopción, el personal que recibió en guarda con fines de adopción a un niño, no mayor de cinco años, gozará de una licencia remunerada de 45 días corridos,  a partir  de  su otorgamiento. Se dará curso a la solicitud siempre que él o la que recibe la guarda concurra con el niño a la Dirección de Reconocimientos Médicos y Licencias, con la certificación que acredite la guarda otorgada, y la adopción se acreditará mediante un testimonio de la resolución judicial que la otorgue.
En la licencia por  maternidad  o  paternidad, el personal gozará 45 días anteriores  a  la fecha probable de parto, y se otorgará 120 días posteriores al nacimiento.

También se prevé permisos  de   lactancia, con dos descansos de una hora  para amamantar o lactar en caso de que no amamante a su hija o hijo, en el transcurso de la jornada de trabajo, y por un  período  no superior a un año  posterior  a  la  fecha  del nacimiento.  A  opción  de  la  trabajadora, podrá  acumularse la licencia diaria, ingresando una hora más tarde o retirándose una hora antes.

En caso de muerte prenatal, si se produjera defunción prenatal de la persona concebida, a partir del mes de gestación, al personal podrá solicitar que se le otorgue 60 días corridos de licencia, sin perjuicio de otros que podrán acordarse por enfermedad.

Si se produjera la interrupción del embarazo, antes de los cuatro meses de gestación, la persona puede solicitar hasta 30 días de licencia.

Embarazos múltiples

En caso de concepción y nacimiento de dos o más niñas o niños, cuando se dé el caso de embarazos múltiples (concepción en una misma matriz de dos o más niños), el personal gozará de 45 días anteriores  a  la  fecha probable de parto, y 160 días corridos de licencia a partir del nacimiento, la que se ampliará a 200 días corridos cuando el profesional médico competente certifique que los niños hayan nacido prematuramente; de ser necesario se prolongará esta licencia por prescripción médica.

La autoridad de aplicación será el Ministerio de Trabajo de la Provincia de Misiones y la Subsecretaria de Niñez y Familia, dependiente del Ministerio de Desarrollo Social, quien además debe asegurar el cumplimiento, deberá divulgara los alcances y objetivos de la presente.

La norma también pide que se garantice a  toda    trabajadora  y    trabajador, durante el embarazo, y hasta dos años después del nacimiento, de la guarda por adopción o de la inscripción en el Registro Civil de su hijo o hija, el  derecho  a  la  estabilidad  absoluta  en  el empleo.  La  misma tendrá  carácter  de  derecho  adquirido  a  partir  del  momento  en  que  se practique la correspondiente notificación al empleador o empleadora. En caso de despido, la trabajadora será indemnizada por el total de haberes  a percibirse por dos años.

Se invita a los municipios de la provincia a dictar normas en los términos de la presente Ley.

Equiparar un único régimen legal de licencias por maternidad y paternidad
Entre los fundamentos, el diputado Sereno  sostuvo que  su Proyecto  de  Ley  busca  equiparar  en  un  único régimen  legal  las licencias  por  maternidad,  paternidad ,  prenatal  y  de lactancia  vigentes en  los  actuales  regímenes  de  Contrato  de  Trabajo, sin  ningún  tipo  de  distinción  respecto al  origen  de  la  filiación  de  las  y los progenitores con sus hijos e hijas y a la orientación sexual de los y las progenitoras.

Actualmente,  existe  una  importante  desigualdad  respecto  al  derecho de  los  y  las  trabajadoras  a  gozar  de    licencias  por maternidad  y paternidad,  según  el  Régimen  de  Contrato  de  Trabajo  o el Convenio Colectivo en el cual se encuentren, además, la  desigualdad  en  el  goce  de  licencias  por  paternidad  y maternidad   se   profundiza   en   el   caso   de las  y  los progenitores adoptivos, quienes no gozan de licencias en el momento de obtener la guarda  adoptiva,  según  la  Ley  de  Contrato  de  Trabajo  vigente,  y  en  el caso  de  las  parejas  conformadas  por  dos trabajadores varones,  para los  cuales  la  Ley  de  Contrato  de  Trabajo  contempla  una  licencia  por paternidad de solo 15 días.

Tener en cuenta a las familias de diversidad sexual
La  Ley Nº 37 (Antes Decreto Ley 1556/82) Régimen jurídico básico de la función en la Administración Pública Provincial, no contempla las nuevas configuraciones parentales a partir del reconocimiento de las personas de identidades sexuales diversas en la normativa nacional, ni los casos de defunción fetal ni lactancia materna:
“A nivel nacional hubo  numerosas  iniciativas presentadas que demuestran  un  amplio  consenso sobre la  necesidad  de avanzar en  una  nueva  regulación  de  las  licencias  por  maternidades  y paternidades, que desde nuestro punto de vista, sin  lugar  a dudas  la  aprobación  de  la Ley  26.618  de  Matrimonio Igualitario  en  el  Congreso  de  la  Nación  en  el  2010, significó  un paso fundamental para la consolidación de las familias de la diversidad sexual,  y  un  desafío  para  el  sistema  de  protección social  de  las  y  los trabajadores.
Dicha  norma  vino  a  dar  marco  legal  a  situaciones  ya  existentes  y estableció  un  piso  mínimo  de  derechos  para  estas conformaciones familiares”, señala el legislador.
Destaca que  las  familias  de  la  diversidad  sexual  no  son  un fenómeno  aislado  ni  surgieron  al  calor  de  la Ley  de Matrimonio Igualitario.  Estas  familias  existían  previamente,  y  forman  parte  de las  transformaciones  que  experimentan las estructuras familiares desde hace años.
Claramente “podemos ver que en la actualidad y dentro de una misma cultura  pueden  coexistir  diversas  formas  de  familia:  la nuclear, compuesta por padre, madre y un número cada vez menor de hijos, la familia  extendida,  donde  habitan  más  de  dos generaciones  bajo  un mismo  techo, generalmente  integrada  además por  abuelos  o  tíos,  la familia  monoparental,  que aumentó  significativamente  en  las últimas  décadas; la  familia  mixta  o  reconstituida,  formada  por  uno o ambos padres y vueltos a casar, además  hay muchas familias que tienen padre, pero no mamá y, la mayoría de las  familias  tienen  madre  e hijos;  pero  no  padre”, manifiesta.

Materias pendientes para lograr igualdad de oportunidades
Para Sereno, más allá de la proclamada “igualdad legal” consagrada en la norma,  aún  son  muchas  las  materias  pendientes  para  alcanzar la igualdad de  oportunidades  real,  y  desterrar  la  discriminación  que existe tanto a nivel social como a nivel legal. Prueba  de ello  es  la situación de  las parejas  de  mujeres  que tuvieron hijos e hijas antes de la sanción de la Ley y no podido regularizar la situación.
Otro  de  los  campos  en  los  cuales  no  se  avanzó  tras  la  sanción de  la Ley  26.618, “y con esta norma  pretendemos hacerlo, es en el de las licencias parentales y marentales tanto en el caso   de   parejas  o  matrimonios   igualitarios   que   acceden   a   la  maternidad o paternidad por medio de la fertilización, la adopción o la subrogación, esta  última  opción  sólo  disponible  en  el  extranjero,  pero con inscripción legal en nuestro país”.
Así  “nos   enfrentamos   al   desafío   de   sosteniendo   las disposiciones  legales actuales que protegen  la  maternidad,  actualizar nuestra  legislación  laboral  incorporando  medidas para  equiparar  las licencias por maternidad y paternidad sin distinción respecto al origen de  la  filiación  de  los  hijos  e  hijas  y  para  promover  que  los  padres participen  más  en  el  cuidado  de  sus  hijos  e  hijas  y  para  que  asuman una  mayor parte de las responsabilidades en el hogar”, expresó el diputado del PAyS.
En relación a la no discriminación en el ámbito laboral por razones de orientación sexual, el informe del Director general a la 96 reunión de la Conferencia   Internacional   del   Trabajo   en   2007,   se   plantea   que “la denegación  de  prestaciones  a  la  pareja  del  mismo  sexo, esto configura  una  de las “manifestaciones  de  discriminación en el lugar de trabajo por motivos de orientación sexual.

Equiparar responsabilidades familiares entre hombres y mujeres

Así,  la   necesidad   de   equiparar   las   licencias   por   maternidad   y paternidad   sin  distinción   de  sexo   ni   orientación sexual   de él o  a trabajadora beneficiaria, resulta una cuestión indispensable para la no discriminación  en  el  ámbito laboral.  Ademas,  una  de  las  principales herramientas utilizadas en los países con mejores índices de equidad de género, mediante la cual se logró una mayor participación de los  padres  en  la  crianza,  y  el  cuidado  de  niñas  y  niños  fue  la licencia por paternidad.
El  concepto  de  “trabajador  varón  sin  responsabilidades  familiares”, sobre  el  que  se  construyó  nuestra  Ley  de  Contrato  de Trabajo,  quedó  anacrónico  frente  a  las  trasformaciones  producidas    en  los roles  que  varones  y  mujeres  desempeñan socialmente y frente  a las diversas formas de familias que hoy existen.
Con  la  presentación  de  esta  iniciativa  aspiramos  a  que  nuestra legislación laboral incorpore esta concepción de las responsabilidades familiares  compartidas   entre   varones   y   mujeres,  y pretendemos eliminar las desigualdades que aún persisten en relación a las licencias por razones de sexo u orientación sexual incompatibles con los  derechos  reconocidos,  a partir  de  la  sanción  de  la  Ley  de Matrimonio Igualitario”, reiteró el diputado Sereno.

La construcción de espacios feministas en Oberá en Cortos con la presencia de la actriz Jazmín Stuart

ABORTO, DERECHOS, GÉNEROS, IAAviM, INCAA

Este viernes a las 17:00 en la Carpa Entre Fronteras del Oberá en Cortos 2018, se realizará una charla debate sobre la creación de contenidos audiovisuales feministas, a cargo del colectivo de realizadoras y fotógrafas de Chaco y Corrientes. Estará presente la actriz y directora Jazmín Stuart, antes de la presentación de su película “Recreo”, a las 19:00 en el… Leer más  »