El Cidade presenta obras de directores locales

CULTURA, ESPECTÁCULOS, POSADAS | viernes 15 de junio de 2018


Este fin de semana el Centro Cultural Vicente Cidade vuelve a ofrecernos dos propuestas artísticas. El viernes a las 21:30 horas sube al escenario de la Sala Quiroga “Pedido De mano”. El sábado en el mismo horario se presenta “La prudencia”.

Este fin de semana en el Centro Cultural Vicente Cidade (Belgrano y General Paz) se presentan dos obras de teatro realizadas íntegramente por artistas locales. La primera está a cargo del grupo “Agua de rio” producciones, grupo dirigido por Silvina Warenycia. En esta oportunidad ponen en escena “Pedido de Mano” del dramaturgo Antón Chéjov. Actúan: Alejandro Scholler, Salvador Giménez y Carina Noemberg. Música en vivo: al piano Matías Almirón. La entrada tiene un costo de $ 120

Es una de las primeras obras cómicas de Antón Chéjov, escrita en Rusia en 1888. Comedia en un acto donde Lomov, un terrateniente ruso, solterón e hipocondríaco, se presenta en casa de su vecino Stepan Chubukov con la intención de pedir la mano de su hija Natalia, después de vivir toda una vida como vecinos. Chubukov, el padre, acepta feliz entregarla, pero entre los pretendientes las cosas se complican. Este hecho se convierte en el “juguete cómico” que nos propone Chéjov, con situaciones absurdas, patéticas y poéticas que a pesar de los años se siguen repitiendo y nos muestra cómo el ser humano muchas veces se deja llevar por su carácter sin importar sus intereses.

Para el sábado en el mismo escenario y horario llega “La Prudencia” de Claudio Gotbeter. Esta divertida comedia negra es interpretada por Salvador Giménez, Walter Bogado y Claudia Luque. La puesta en escena es de Iván Moschner y la operación técnica está a cargo de Juan Pablo Martínez Luque. Cuenta la historia que dos amigas mayores se preparan para festejar el Año Nuevo. Lo que no saben es lo que el nuevo año ha preparado para ellas. La entrada tiene un costo de $ 100.

Según cuenta su directora, “La Prudencia” como texto “encarna, con mucho humor e ironía, una ideología, la del miedo al otro, el miedo a lo otro, eso que sentimos afuera, o diferente. Nosotros la encaramos a partir de la caracterización de una clase social. Creo que esas clases sociales que ideológicamente se autodiscriminan atraviesan a la sociedad actual, creando enemigos y definiendo valores y tamices sociales en forma casi inconsciente. No tienen tanto pero se convencen de ser más valiosas que otros, con más derechos. Solo así se explica que las amigas lleven a cabo la acción de la obra en ese año nuevo”.

“Me resulta muy interesante el planteo del autor, sobre todo teniendo en cuenta que Claudio es un autor bonaerense que vive en capital y ve desde el “interior”, cómo se vive en el “centro”. En cuanto a los personajes, creo que componerlos es muy divertido y móvil ya que el texto no te da tregua, y te impone crecer  en cada función, como todo texto bien escrito”.