Defensores del Pueblo: “Resultamos ser los más castigados con estas políticas”

ALBERTO PENAYO, CRISIS, ECONOMIA, POSADAS | jueves 20 de septiembre de 2018


Desde el lunes se está llevando a cabo en Posadas el II Plenario de la Asociación Defensores del Pueblo de la República Argentina (ADPRA), con la presencia de representantes de defensorías municipales y provinciales de todo el país, oportunidad en la que el costo de la energía eléctrica, la eliminación por parte de Nación de la Tarifa Social, y la situación de los adultos mayores, fueron ejes del debate.

Bajo la organización del defensor del Pueblo de Posadas, Alberto Penayo, el Plenario comenzó con una exposición magistral del secretario de Energía de la Provincia, Sergio Lanziani, quien no sólo explicó la situación de la Capital provincial y de Misiones, el impacto de los aumentos tarifarios así como la real afectación que tendrá en los usuarios y el verdadero costo humanitario de la eliminación por parte de Nación de la Tarifa Social, que no figura en el Presupuesto Nacional 2019 y, en consecuencia, deberá ser absorbida por las Provincias.

Las implicancias de estas medidas en las provincias que, como Misiones, son electrodependientes, y sumado a esto que ya se anuncia una nueva y exponencial suba del 30 por ciento en la tarifa para comienzos de 2019.

“La disertación de Lanziani fue disparador de un debate que ya se venía madurando en el seno de la ADPRA, porque todos los defensores somos conscientes de que los vecinos no pueden asumir siempre el costo de todas las decisiones del Estado Nacional, y peor aún para nuestra ciudad como la provincia en general, que no tenemos una alternativa a la energía eléctrica, por ende resultamos ser los más castigados con estas políticas”, recalcó Penayo.

De esta manera, el Plenario emitió una contundente declaración en la cual todos los defensores sostienen que “ante la inminente decisión de transferir a las provincias las tarifas sociales para que ellas cubran, conforme su presupuesto local, resulta evidente que al desaparecer del Presupuesto 2019, se terminará por consagrar ciudadanos de primera y de segunda”.

“Es un hecho incontrastable que no todas las provincias estarán en un pie de igualdad para afrontar ese compromiso presupuestario, que asiste a más de dos millones de personas en todo el país, siendo el sector más vulnerable de la población”, indica la declaración.

El documento continúa planteando un interrogante que refleja la profunda preocupación en toda la región “¿cómo harán las provincias del Norte electrodependientes para solventar el traslado a sus presupuestos?, si hoy tienen severas dificultades para compensar el valor agregado de distribución de los incrementos en el segmento del precio de generación”.

De esta manera, desde ADPRA rechazaron la iniciativa de eliminar la Tarifa Social, a la vez que se manifestaron en contra de la “actual política de dolarización de las tarifas en un país en el que los salarios se pagan en pesos”, y concluye que “ningún compromiso internacional (en relación al acuerdo con el FMI), puede intervenir en la Soberanía Nacional de desdolarizar las tarifas de los Servicios Públicos Esenciales”.

 

Adultos Mayores

Otra de las problemáticas que fueron abordadas de manera profunda y analizando todas sus variables fue la del adulto mayor, donde nuevamente el trabajo llevado a cabo por el defensor del Pueblo de Posadas, Alberto Penayo, quien explicó la labor de la Mesa del Interinstitucional del Diálogo y el Consenso por el Adulto Mayor, a partir de la cual se creó en Posadas el Observatorio de Gestión y Control de Adultos Mayores, se tomó como modelo a seguir en todo el país.

Por esta razón, es que tras la presentación de Penayo y luego de la puesta en valor realizada por todos los defensores integrantes de ADPRA, la entidad emitió una declaración en la cual manifestaron “la necesidad de que cada jurisdicción local, tanto provincias como municipios de todo el país, dispongan de la creación de Observatorios de Gestión y Control de Residencias de Adultos Mayores.

“Se trata de uno de los sectores más vulnerables de la población, y que muchas veces son dejados en hogares que no tienen la correspondiente habilitación ni las condiciones adecuadas para alojarlos y cuidarlos, por eso el trabajo que nosotros venimos realizando y la gran significancia que tiene que, este mismo modelo, sea requerido se replique en el resto del país”, concluyó Penayo.