Correa plebiscita 10 años de Revolución Ciudadana

INTERNACIONALES | viernes 17 de febrero de 2017


Apoyada en los resultados de una encuesta de última hora, vedada por ley de hacerse pública en razón de la inminente votación, la directora de la Radio Pública de Ecuador auguró el triunfo en primera vuelta del candidato oficialista, Lenin Moreno, en las elecciones que el domingo definirán la sucesión del presidente Rafael Correa.

En diálogo con La 99.3 de Posadas, Giovanna Tassi reveló que esa consulta le adjudicó a Moreno el 42% de las intenciones de voto, con una ventaja de más de diez puntos sobre el segundo en las preferencias, lo que llevado a las urnas lo convertiría en el próximo ocupante del gubernamental Palacio de Carondelet.

Pasados diez años desde que Correa tomó las riendas del Ecuador, y con el contexto del avance de las fuerzas conservadoras en buena parte de Latinoamérica, la elección definirá también el rumbo de uno de los países que sostiene en alto los principios de la unidad regional apoyada en la defensa de los intereses populares.

“Rafael Correa es un hombre cada cien años”, definió Tassi para graficar  el liderazgo que el presidente encarna y, por ende, los desafíos que enfrenta el proceso que él mismo llamara de Revolución Ciudadana, que entre otros importantes avances logró sacar de la pobreza a dos millones de ecuatorianos con una reforma estructural del modelo distributivo.

Casi trece millones de ecuatorianos están habilitados este domingo para elegir presidente y vicepresidente, 137 legisladores para la Asamblea Nacional (el Congreso unicameral) y cinco representantes en el Parlamento Andino, el órgano legislativo que reúne a su país con Colombia, Perú y Bolivia.

“Campaña en territorio comanche”

Lenin Moreno y el apoyo de Correa.Lenin moreno y correa

Guillermo Lasso, el banquero a vencer.Lasso

Cinthia Viteri, tercera en discordia.cinthya viteri

Tras una campaña que Tasso definió como “una guerra sucia encarnizada en las redes, en este territorio comanche donde todo el mundo puede hacer y decir lo que quiere” y en la que abundaron denuncias plagadas de “manipulaciones y tergiversaciones”, el candidato de la oficialista Alianza PAIS (Patria Altiva i Soberana) llega al test electoral con ventajas en todas las encuestas previas pero con un desafío principal: superar el 40% de los votos y obtener una ventaja de al menos 10 puntos por sobre su inmediato seguidor en las preferencias. De no lograrlo, habrá una segunda vuelta entre los dos postulantes más votados.

Así, la disputa que se le plantea a Lenin Moreno toma dos nombres: el de Guillermo Lasso, candidato de la derechista alianza CREO-SUMA, y el de Cinthia Viteri, postulada por el Partido Social Cristiano. “Ambos de derecha, con una visión neoliberal, que quiere regresar a Ecuador a un país donde los derechos son servicios y donde el Estado no existe”, le dijo Tassi al programa “Contala como quieras”, que emite de lunes a viernes, de 6 a 9, la FM posadeña.

La periodista y analista política se refirió a la andanada de denuncias opositoras contra el actual vicepresidente y compañero de fórmula de Moreno, Jorge Glas, y explicó que ninguna de las acusaciones ha resultado cierta. Al respecto señaló que el ex ministro de Hidrocarburos Carlos Pareja Yannuzzelli, “un viejo lobo de mar en el mundo del petróleo” prófugo de la Justicia que lo condenó por corrupción, es la principal fuente de esas denuncias.

“No sé cómo será en la Argentina, pero aquí en Ecuador cuando te acusan de ser corrupto eres tú quien tienes que demostrar tu inocencia, y no el acusador quien presente pruebas de su denuncia”, apuntó.

En ese terreno, no deslindó la responsabilidad de la prensa en la difusión de denuncias realizadas por un hombre que ha sido condenado por “cohecho, delincuencia organizada, enriquecimiento ilícito y peculado”.

Contrapeso a la guerra mediática

Sin embargo, valoró también la estrategia comunicacional del gobierno de Correa, que “no ha dejado de informar constantemente de todo lo que ha hecho”, y la actitud del presidente, que “ha agarrado el toro por los cuernos y no le ha temblado la voz a la hora de enfrentarse a esas corporaciones mediáticas”.

En ese terreno, enumeró además la adopción de medidas tomadas tras las pertinentes consultas populares que establecieron, “por ejemplo, que los banqueros no puedan ser dueños de un medio”.

Y también mencionó la “constante cercanía con la gente” del presidente Correa, que “recorre constantemente el país y contrapesa (la estrategia de los medios dominantes) con entrevistas a nivel local: es el primer presidente que cuando viaja a las provincias da entrevistas a medios locales”.

Tassi definió como “guerra mediática” el manejo que la prensa hace de la información para socavar al gobierno, y en ese sentido destacó que “aunque dicen que no hay libertad de expresión, en Ecuador hay muchos más medios privados que públicos y comunitarios”, y consideró que la situación es comparable a la de “David contra Goliat”.

En cuanto a la consulta que, en paralelo con la votación, responderán los ecuatorianos sobre la prohibición de que los funcionarios de gobierno puedan tener capitales en guaridas (mal llamadas paraísos) fiscales, Tassi destacó el hecho de que el opositor Guillermo Lasso se oponga abiertamente a esa alternativa, propuesta por el gobierno.

“Él tiene un banco en Panamá. La prohibición va en contra de sus intereses y de su ideología: Guillermo Lasso es como la esencia del neoliberalismo. No quiere atacar los intereses de multinacionales, de transnacionales ni de empresarios ecuatorianos que han depositado en el exterior para evadir pagos fiscales. Y argumenta que la medida está destinada a amparar a funcionarios del gobierno actual, a darles impunidad. Es ridículo”, dijo.

La respuesta que las urnas arrojarán el domingo reflejará, también a través de esa consulta, cuánto comprenden los ecuatorianos sobre los distintos caminos que puede recorrer la corrupción, colocada por los medios en el centro del debate a la hora de definir la continuidad o la interrupción de la Revolución Ciudadana iniciada diez años atrás.