Con luces violetas en reconocimiento a los derechos de la mujer

LEGISLATIVAS | miércoles 7 de marzo de 2018


Por disposición del presidente del Concejo Deliberante, Fernando Meza en coordinación con la reciente Comisión de Género, el edificio se vestirá de luces violetas en reconocimiento a los Derechos de la Mujer, además de proponer diferentes actividades para reivindicar en la agenda legislativa sus Derechos.

En el marco del Día Internacional de la Mujer, a recordarse el próximo 8 de marzo, desde la presidencia del HCD, en conjunto con la Comisión de Equidad de Género, llevarán adelante actividades referidas al tema y vestirán el edificio de color violeta como un gesto de reconocimiento a la lucha por sus Derechos. “Hay que destacar que el Concejo Deliberante pone en funcionamiento este año la Comisión de Género, donde se trabajará por el reconocimiento y accesibilidad al goce de derechos con atención a las situaciones específicas de la equidad de género y las mujeres”, señalaron.

Cabe destacar que, en la última sesión del año pasado, el Reglamento Interno del HCD modificó el Artículo 39° de la Resolución N° 187/84 para la incorporación de una nueva Comisión Permanente de trabajo para el proceso legislativo, la Comisión de Equidad de Género. Presidida por la concejal Anahí Repetto, a dicha Comisión le corresponde determinar proyectos o asuntos relacionados a la temática de género, incorporar una perspectiva en la legislación que garantice la igualdad de oportunidades para mujeres y varones en las normativas y políticas que se generen en el ámbito de la ciudad, asegurando el pleno ejercicio de los derechos ciudadanos de todas las personas.

Poner en funcionamiento la Comisión de Género, a fin de garantizar la representatividad de las mujeres de nuestra comunidad, es un paso sustantivo que convoca a todos los concejales y ciudadanos a sumarse y participar”, remarcó el presidente del HCD, Fernando Meza.

Hay diversas explicaciones que tratan la relación del color violeta con la lucha de las mujeres. La versión más aceptada es la que vincula el morado con los hechos acaecidos en la fábrica textil de Estados Unidos en 1908, cuando las trabajadoras de la empresa Cotton New York se declararon en huelga. El dueño de la compañía acabó con las movilizaciones de forma dramática. Prendió fuego al edificio, lo que provocó la muerte de 129 mujeres que estaban encerradas en la fábrica. Las empleadas estaban trabajando con telas de color violeta, de ahí el color característico de la lucha feminista.