Cerros perfumados

AGRO, AMBIENTE | martes 27 de febrero de 2018


 

Quisiera encontrar las palabras justas para transmitir tanta belleza, una belleza que trasciende lo que muestran las fotografías, que está en los rastros de los inmigrantes y en la cotidianeidad de cada colono, en sus hogares, en sus charlas, en sus sueños.

 

El Soberbio es singular. Y la producción de citronela es uno de sus mejores paisajes sociales y naturales; más que la producción, son singulares los agricultores que dan continuidad a una alternativa económica que surgió con los primeros habitantes y que ni entonces ni ahora “llena el bolsillo” pero que sin embargo está presente cargada de esperanza.

 

Por estos días se realiza la cosecha de citronela: desde los “cerros” van bajando los carros cargados con el pasto cortado que luego es depositado en el alambique para extraer el aceite, la materia prima que es exportada a la industria del perfume mientras en las chacras las plantas recuperan sus “hojas acintadas” y van expandiendo su aroma alimonado hasta el nuevo corte.

 

El Soberbio es el único lugar de la Argentina donde hay producción de citronela, planta de origen asiático que llegó a estas tierras de la mano del maestro Sergio Fenocchio y de Franklin Humberhaum, pioneros inquietos que impulsaron las mudas que luego se multiplicaron y hoy son trinchera en el avance del monocultivo de pino elliotis y el tabaco (con el uso de agrotóxicos), exhibiendo un paisaje único que se complementa con la Selva Paranaense, los arroyos, el río Uruguay y cada uno de los colonos.

 

Escuché decir, con sobrada razón, que es ésta unas de las actividades más amigables con el ambiente, y deseo ponderar a Colonia Paraíso, la antesala a la Reserva de Biosfera Yabotí y a los Saltos del Moconá, y a Colonia Pepirí (ya dentro del área protegida) donde se expresa quizás con mayor claridad la comunión entre los trabajadores de la tierra y la naturaleza.

 

La foto que compartimos fueron tomadas en Colonia Paraíso, en la chacra de “los Adams” (gracias Mario Maslowski!), y aquí inteligentemente la actividad asoma como aliada al turismo, en una zona donde todavía se puede disfrutar de las casas de madera, los carros estirados con bueyes, las tardes de largas charlas con mate, los almacenes como epicentro de socialización, los niños que encuentran en los árboles y en las “picadas” los mejores momentos del día, la comida preparada en cocina a leña, y las caminatas en “trillos” de tierra colorada donde los sonidos de la naturaleza son un bálsamo para el espíritu.

 

Por estos días se empieza a organizar la Fiesta Nacional de las Esencias (el viernes hubo una reunión convocada por la Secretaria de Turismo Municipal), otra forma de reinvidicar y celebrar a las mujeres y hombres que “perfuman a El Soberbio”.

 

Cristina Besold

Lácteos, carnes y verduras en el Mercado Zonal

AGRO

El Mercado Concentrador Zonal de Posadas abre sus puertas al público con ofertas hasta agotar stock, válidas hasta este sábado 23 de junio. Con productos de origen misionero, frescos y de calidad, el centro comercial se transformó en una opción a la inflación. Sector cárnicos y Lácteos Granja la Oma: 3 kilogramos de pata muslo $115; 3 kilogramos de muslo… Leer más  »