Cerraron 664 empresas agropecuarias y las inversiones no llegan

AGRO, AJUSTES | miércoles 7 de febrero de 2018


Mientras cada cual cuida su quintita entre las potencias mundiales y el Gobierno machaca con la idea de que Argentina sea “el supermercado del mundo”, el economista, Ernesto Mattos, cuenta en esta nota que ya cerraron más de 600 empresas agropecuarias y el panorama pinta negro.

Por Ernesto Mattos (Nuestras Voces) . El 2018 comienza con un claro análisis de las economías regionales por parte de los pequeños y medianos productores aglutinados en la Federación Agraria Argentina (FAA). Bajo otra conducción política concluyeron: El nivel de endeudamiento de chacareros con las cooperativas creció un 20 por ciento en un año, con tasas de interés altísimas y el 85 por ciento de la actual campaña de soja ya vendida por parte de los pequeños productores. A lo cual debemos agregar el problema de la pérdida de rindes por una sequía que persiste en la zona núcleo. Además, 2017 cerró con menos cantidad de tamberos y caída de exportaciones lácteas.

Este diagnóstico de la FAA se complementa con los datos provistos por la AFIP en su boletín anual de la Seguridad Social, donde en el sector Agricultura, Ganadería, Caza, Silvicultura y Pesca se consigna la existencia, entre enero y diciembre de 2017, de 664 empresas menos. Si se observan los datos de la industria manufacturera, cerraron durante el año pasado unas 592.

El endeudamiento obtenido por el poder ejecutivo parece no acompañar la realidad de las economías regionales. En los primeros once meses de 2017, comparados contra 2016, cayeron las ventas de productos lácteos al mercado interno en 1%. La principal disminución se concentra en los productos como manteca, quesos rallados, leche y leches chocolatadas. Por otro lado crece, en el mismo período, la venta de leche en polvo descremada en un 43%. Esto evidencia que la gente está optando por consumir leche en polvo en vez de leche. Además, el Observatorio de la Cadena Láctea Argentina informa que la cantidad de tambos que entre 2015 y 2017 se redujo en 340 y la cantidad de vacas en las unidades productivas mermó en 49.989[2]. La situación de las economías regionales, y particularmente de los productores vinculados al mercado interno, se complica sin la asistencia del Estado. Las inundaciones y el ajuste de tarifas impactaron en el sector.

Con la idea de ordenar las cuentas fiscales, el Gobierno impulsó una medida de quita de subsidios económicos que se tradujo en aumento de luz, gas, agua y peajes y agregó el aumento de combustibles. Todas estas variables complicaron las finanzas de los sectores económicos, por eso las tasas altísimas dificultaron más el panorama.

¿El gobierno y el equipo económico pudieron reducir el déficit fiscal? No, presentaron una reducción del déficit primario -que es real-, pero al sumarle los intereses de la deuda el déficit fiscal global es uno de los más altos de la historia argentina. Como lo explica el  economista Raúl Dellatorre. Primero: la definición del déficit fiscal. Cuando se habla de déficit “primario” se está haciendo referencia a la diferencia entre los gastos de la administración pública “antes del pago de intereses de la deuda”, contra los ingresos totales del fisco. A ese déficit “primario”, de 3,9 puntos del PIB en 2017, habría que sumarle entonces lo que se pagó por intereses de la deuda en el mismo año, equivalente a 3 puntos del PIB, para llegar al déficit fiscal total. El resultado es cercano a los 7 puntos del PIB.

Por delante continúan los anuncios de aumentos de tarifas y combustibles. Para el año 2018 se proyecta la emisión de títulos de deuda y eso hace pensar que habrá un mayor déficit fiscal. Ahora, teniendo en cuenta los cambios en la meta de inflación, se estima una inflación de Hacienda en 17.5% y una del Banco Central del 15%, cuando las consultoras están previendo un piso de inflación del 20%.

Está claro que existen complicaciones económicas que el Gobierno debe atender con urgencia: el viaje al exterior realizado recientemente por la comitiva oficial no trajo los frutos esperados, lo cual hace pensar al Ejecutivo si tendrá que pensar en vivir con lo nuestro, recordando al profesor Ferrer.

  • Economista e investigador UBA/CCC

¿Qué dice el proyecto de Ley de Semillas de Etchevere?

AGRO, POLÍTICA

El Ministerio de Agroindustria realizó ante la CONASE (Comisión Nacional de Semilla) la presentación de los lineamientos y objetivos que comprende la propuesta para la modificación de la Ley de Semillas 20.247, el proyecto tiene que discutirse en el Congreso. Los puntos principales de la reforma plantean que en el que el pago de la semilla, esté incluidos los conceptos… Leer más  »