“Apenas alcanza para comer” (Tareferos reclaman frente a la Casa de Gobierno)

AGRO | viernes 2 de febrero de 2018


La Plaza 9 de Julio de Posadas alberga desde el domingo a unos 160 tareferos de Oberá que piden una ayuda escolar al gobierno provincial. “Estamos muy mal, los que pueden cobrar el salario ‘intersafra’ sólo tienen para comer”, dijo Hugo Silva, referente de la Asociación Tareferos Juntos.

Además de “Tareferos Juntos” también realizan el reclamo la Asociación “Tareferos olvidados”, las dos de Oberá, siendo, Ricardo Dos Santos, el dirigente de ésta última.

Con campamentos y carteles las familias se instalaron en la diferentes áreas de la Plaza 9 de Julio. Hombres, mujeres y niños conviven a la intemperie para lograr así ser atendido por autoridades del Estado provincial. Pocos, los posadeños solidarios que entienden el extremo en el que sobreviven estas familias misioneras.

¿Qué reclaman? “Pedimos un ‘kit’ escolar de zapatos, guardapolvo, útiles, mochila y todo lo necesario para la escuela. Además de un subsidio de 2 mil pesos por única vez, para poder comenzar el año”, explicó Hugo Silva.

¿Cuál es la situación del sector más vulnerable de la cadena yerbatera? “Volvimos a los tiempos de Alfonsín (por la hiperinflación), donde un día trabajábamos para comprar el aceite, el otro día para la harina; los alimentos valían oro”, manifestó Silva. Relató que la situación de los cosecheros de yerba empeoró en los últimos tiempos, llevándolos al extremo de sólo trabajar para el alimento.

“Acá en la plaza nomás, hay 50 tareferos que no cobraron el sueldo de la intersafra a pesar de tener bien hechos los recibos”, dijo y recordó que durante seis meses sobreviven sin trabajo y dependen de ese mínimo sueldo para poder sostener a la familia. La intersafra es un periodo donde no se puede cosechar la planta de yerba mate. Por esos meses sin empleo, se les paga un mínimo de 4 mil pesos, que se les descuenta todos los meses durante la cosecha, cuando están en plena actividad.

La Unión Argentina de Trabajadores Rurales y Estibadores (Uatre) está a cargo de regular el trabajo de los tareferos, desde que se derogó el Renatea, organismo del Estado Nacional que aseguraba el cumplimiento de los derechos de estos peones. La Uatre está identificada por ser funcional a la patronal rural y descuidar los intereses de los peones rurales, que poco margen tienen para ser escuchados en sus reclamos, ya que están internados en las zonas más lejanas de los centros urbanos.

Silva denunció que si bien el salario estipulado para el sector debería ser de 1.230 pesos por tonelada, están recibiendo entre 70 y 90 pesos. Este tarefero que trabaja desde los 12 años dijo que si no tienen ayuda del gobierno, sus tres hijos por ejemplo, no podrán continuar en la escuela secundaria. Si bien toda la familia colabora en la tarefa (cosecha), los cinco hijos de Silva pudieron hasta ahora escolarizarse, algo que está en riesgo ante la actual situación económica.

El dirigente contó además que durante estos días de protesta funcionarios de diferentes áreas los asistieron y ahora esperan lograr se atienda su reclamo.

Para comprender mejor el desamparo del sector de los peones rurales compartimos este artículo que publicó recientemente Página 12.

https://www.pagina12.com.ar/90171-otro-zorro-de-la-rural-para-cuidar-el-gallinero

Buscan la inserción económica de las familias productoras

AGRO, MINISTRERIO DEL AGRO, PASSALACQUA

Enrique Hennings del Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (FIDA) y Daniela Raposo, de la Dirección General de Programas y Proyectos Sectoriales y Especiales de la Secretaría de Agroindustria de la Nación fueron recibidos por el gobernador Hugo Passalacqua y el ministro del Agro y la Producción, José Luis Garay, con quienes analizaron la puesta en marcha del Programa de Inserción… Leer más  »