Ahora, cuotas “con interés”

ECONOMIA | jueves 26 de enero de 2017


A partir de febrero, los comercios deberán exhibir en forma diferenciada los precios al contado y en cuotas de los productos a la venta, según dispuso el Gobierno, en una medida anunciada como intento de blanquear el costo financiero y así bajar los precios por pagos en efectivo.

El secretario de Comercio, Miguel Braun, admitió sin embargo  que la medida “no garantiza que bajen los precios”, objetivo con el que inicialmente se la había presentado, sino que apunta a que “los comercios y los bancos digan la verdad y que después el consumidor decida qué hacer”.

“Hoy el precio de contado incluye un costo de financiamiento. Ahora se va a separar el precio de los productos del costo de financiamiento”, había señalado el ministro de Producción, Francisco Cabrera, en la conferencia de prensa brindada el martes en la Casa Rosada junto a Braun.

En esa presentación el secretario de Comercio sostuvo que con la nueva medida los valores de contado bajarían entre un 10 y un 15 por ciento, ya que hasta el momento los comercios venían “ocultando el costo de financiamiento en ese valor”.

Al día siguiente, sin embargo, entrevistado por radio La Red, tras escudarse en que “el Gobierno no controla los precios”, Braun explicó que con la medida “se busca crear un marco de mayor competencia y transparencia, que llevará a que los consumidores tengan mejores ofertas y precios”. Pero se cubrió: “Si esto no pasa, porque los comercios de cartelizan, los precios no van a bajar”, argumentó.

En realidad, y como explicara Cabrera, “hoy no hay cuotas sin interés”, y lo que esa consigna comercial esconde en realidad es la aplicación de cuotas “que llegan a tener un interés implícito de hasta un 50 por ciento”.

De acuerdo con la nueva disposición, la exhibición de precios deberá incluir el de contado, el financiado con la cantidad de cuotas ofrecidas y sus respectivos montos, la tasa de interés efectiva anual aplicada y el costo financiero total.

Ahora 12 y Ahora 18, vigentes pero distintos

cuotas sin interes

Ahora quieren blanquear el costo financiero.

El Gobierno aclaró que los programas Ahora 12 y Ahora 18 continuarán, e incluso ofrecerán un costo financiero menor que el de las tarjetas, ya que es un programa oficial para incentivar el consumo.

“Lo que va a suceder es que a partir del 1º de febrero estos programas también deberán explicitar el interés implícito, que son del 10 y del 15 por ciento respectivamente, ya que cuentan con un subsidio del Gobierno y son costos financieros menores a los del financiamiento que puede tener un producto directamente”, explicó Braun.

El ejemplo que propuso el Gobierno es el siguiente: antes de la nueva normativa, un artículo de 1.200 pesos podía ser abonado en efectivo, en una sola cuota o bien en varias cuotas “sin interés”; en los casos de Ahora 12 o Ahora 18, en cuotas de 100 o 66,67 pesos, respectivamente.

De acuerdo con la iniciativa oficial,  al “sincerarse” el interés oculto que contemplaban los planes de financiación, el precio por pago al contado bajaría hasta $ 1.054,83; los planes Ahora 12 y Ahora 18 mantendrían el precio de $ 1.200, con cuotas idénticas ($ 100 y $ 66,67, respectivamente); y, en cambio, un plan de financiación a un año implicaría 12 cuotas de $ 105,83, lo que determina un precio final a pagar de $ 1.269,96.